Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estrés en el embarazo

Estrés en el embarazo

Sentir cierto estrés es una molestia común durante el embarazo. No en vano, son meses decisivos y de muchos cambios. No obstante, controlarlo y trabajar en reducirlo es vital para evitar los riesgos que el estrés puede tener para el bebé.

El bienestar emocional es un frente de gran importancia durante el embarazo y el posparto. El embarazo es un periodo de anticipación, incertidumbre y algunas preocupaciones comprensibles que pueden llevar a experimentar cierto estrés. Por eso, es conveniente ser consciente de esto para adoptar medidas en cuanto se pueda para reducirlo. Un estrés continuado y/o intenso durante el embarazo puede acarrear una serie de riesgos para el bebé.

¿Cómo reducirlo o controlarlo?

De la misma manera que durante el embarazo se presta atención a aspectos como la alimentación o el ejercicio, conviene incorporar hábitos que te ayuden a reducir el estrés. El estrés se suele producir, en esencia, por un agotamiento de recursos con los que enfrentarte a situaciones de fuerte demanda.

Puede que esas circunstancias de fuerte demanda no lo fueran antes de la gestación, pero con el embarazo han pasado a serlo. Así, una de las primeras medidas es reconocer esas fuentes de estrés e intentar deshacerte del exceso de responsabilidades. Recuerda que en los meses de embarazo no tienes el mismo nivel de energía, por lo que no te sientas culpable por dejar algo de lado y reorganizar tus prioridades.

Tampoco dudes en pedir ayuda. Forma una red de apoyo entre familiares, amigos, pareja, profesionales… que te ayude en aquello que puedas necesitar o te aporte apoyo emocional.

Además, céntrate en dormir las horas adecuadas, seguir una dieta variada y equilibrada y hacer algún tipo de ejercicio que sea aprobado por tu médico de cabecera. Ejercicios como caminar o la natación suelen ser perfectamente aptos y positivos durante el embarazo y ayudan a liberar endorfinas, la hormona de la felicidad que, además, reduce el estrés.

Por último, recuerda que lo que estás pasando es normal e infórmate de todas las dudas que puedas tener para estar segura de ti misma.

 

Fuentes:

Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés - S.E.A.S. Dr. Antonio Cano Vindel¿Qué es el estrés? http://pendientedemigracion.ucm.es/info/seas/estres_lab/el_estres.htm

Can Your Stress Affect Your Fetus? http://www.webmd.com/baby/features/stress-marks

Compartir

Comentarios

Escribe tu respuesta

Sobre
nosotros
Para
tus hijos
Para mujer Para adultos
y mayores
Para
profesionales
Contacto