El estreñimiento es un trastorno del sistema digestivo que se considera crónico cuando se presenta por lo menos tres días al mes durante más de tres meses seguidos. Aunque no es grave, puede llegar a ser muy molesto y doloroso si no se trata adecuadamente. Estar embarazada, el estrés, la dieta o el sedentarismo hacen más posible padecer este trastorno.

De vez en cuando casi todo el mundo padece estreñimiento un par de días, sin embargo suele ser una condición que dura poco tiempo y nunca reviste gravedad. Sin embargo, dependiendo de las diferentes etapas de la vida o de nuestros hábitos, existen determinados factores de riesgo que favorecen su aparición, como son:

- Embarazo

- Falta de ejercicio

- Estrés

- Herencia genética

- Ansiedad o nerviosismo

- Beber poco agua

- Determinadas enfermedades (prolapsos, síndrome intestino irritable, etc.)

- Dieta baja en fibra y rica en carnes rojas y comidas procesadas

Si una persona padece este trastorno, es recomendable acudir al médico, quien evaluará la alimentación y hábitos cotidianos del paciente para averiguar la causa y así buscar el mejor tratamiento. Cuando antes se empiece con el tratamiento mejor, ya que aunque no es un trastorno grave, a la larga puede provocar hemorroides, fisura anal, diverticulosis, etc.

Actualmente, los cambios en la dieta y la forma de vida han hecho que el estreñimiento crónico sea una de los trastornos más comunes; de hecho, una de cada tres personas de las sociedades desarrolladas padece este problema.

Y es que las dietas modernas tienden a contener una gran cantidad de azúcares y grasas, pero poca fibra. De esta manera, el paso de los alimentos por el intestino puede llegar a durar el doble produciendo retención y estreñimiento.

Por eso el tratamiento principal es seguir una dieta rica en productos con mucha fibra, como frutas, verduras de hoja verde, legumbre y cereales integrales. No se recomienda abusar de los laxantes, ya que su uso indiscriminado puede irritar la mucosa del intestino grueso y llegar a producir acostumbramiento.

Además de la dieta rica en fibra, se recomienda hacer ejercicio, beber al menos 1,5 litros de agua al día, seguir una rutina en las comidas, masticar despacio, disminuir las bebidas con cafeína, ir al baño en cuanto se sientan ganas, etc.

Si el estreñimiento crónico lo padece un bebé o un niño de corta edad, en Laboratorios Ordesa contamos con alimentos infantiles especialmente adecuados para estas situaciones, como es nuestra leche de continuación Blemil plus 2 AE, nuestras papillas Blevit plus Avena y la gama Blevit plus Superfibra y la infusión Blevit L, que puede ser utilizada tanto por parte de los lactantes desde sus primeros meses de vida, como por los escolares, adolescentes y adultos, incluidas las embarazadas, en las cuales resulta de gran utilidad para ayudar a aliviar algunas molestias leves típicas del embarazo como es el caso del estreñimiento.