Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El peso durante el embarazo

El peso durante el embarazo

Estudios recientes  nos demuestran que  el aumento excesivo de peso durante el  embarazo  puede conllevar consecuencias importantes en el niño y en éste en su época de adulto. El aumento en exceso puede producir diabetes gestacional,  obesidad infantil e incluso diabetes tipo 2 cuando el bebé sea un adulto. La obesidad en la gestante  tiene también consecuencias negativas en el futuro organismo. El bajo peso, el estrés, la nicotina, la tensión alta pueden producir bajo peso en el neonato que tendrá también sus consecuencias en su vida posterior. Veamos algunos consejos dependiendo del peso al inicio del embarazo:

Si estás delgada, IMC inferior a 20

Recomendamos:

  • Tres comidas principales con dos o tres suplementos durante el día.
  • Dar prioridad al desayuno que debería cubrir al menos el 25% del gasto energético diario.
  • No eliminar las grasas que son esenciales para el desarrollo del bebé.
  • Consume alimentos que te gusten pero no olvides comer hidratos de carbono en cada comida.
  • Para enriquecer tus platos puedes añadir a las ensaladas queso fresco o yogur o algunos frutos secos.

Evitar:

  • Saltarse una comida pensando que ya comeremos más por la noche.
  • Tomar mucha fruta, aunque son una buena fuente de vitaminas, también tienen mucho azúcar.
  • Tomar más ensaladas variadas en lugar de carne o pescado.
  • Privarse de algún extra de vez en cuando pensando que la balanza lo acusará.
  • Quedarse en casa. Por el contrario, salir, hacer algo de ejercicio, pasear, natación, gimnasia suave,... Esto sube la moral y abre el apetito.

Si estás en normopeso,  IMC entre 20 y 25 Recomendamos:

  • Repartir el día en tres comidas principales con dos o tres suplementos.
  • Preparar alimentos simples y equilibrados y en cantidad suficiente en cada comida para evitar picar.
  • Evitar los platos precocinados pero si los consumes en alguna ocasión, compara las etiquetas para escoger el más rico en proteínas y el menos graso,  por debajo de 10 gr. de grasa por 100gr de alimento.
  • Si necesitas comidas fáciles de preparar apuesta por congelados naturales: verduras, pescado, carnes.

Evitar:

  • Comer más de 4 frutas al día incluyendo los zumos.
  • Los frito, rebozados, salsas... Elige cocciones sencillas como el vapor que preserva las vitaminas y permite reducir el contenido de grasa.
  • Evitar las salsas industriales, a menudo demasiado saladas o muy calóricas.
  • El alcohol, que durante los 9 meses está prohibido.
  • Bebidas excitantes (café, té) en grandes cantidades.
  • Una cena demasiado  ligera. Es importante  por la noche insistir en los hidratos de carbono, ya que el ayuno prolongado puede producir más nauseas por la mañana.

Si estás en sobrepeso, IMC entre 25 y 30

Recomendamos:

  • Limitarse a tres comidas al día, evitar repetir y respetar unos horarios regulares.
  • Comer con moderación, aprender a hacerlo lentamente, masticando, degustando... Así habrá más sensación de saciedad.
  • Tomarse tiempo para cocinar uno mismo, con productos frescos o congelados.
  • Comer 3 piezas de fruta al día como máximo, incluyendo los zumos.
  • Acordar un pequeño dulce al día.
  • Para evitar picar fuera de horas, comer suficientemente durante las comidas. Dando importancia a las pastas, el arroz, las legumbres, y sobre todo la proteína que es el que sacia más y engorda menos.
  • El aceite de oliva es muy bueno para la salud pero también muy calórico, utiliza máximo 2 cucharadas soperas al día, incluyendo el de cocinar. Para aliñar puedes utilizar de 15 a 45 centímetros cúbicos al día de aceite acalórico de venta en farmacias. Aporta un 10% de las calorías del aceite habitual. Si se utiliza en mayores cantidades puede tener efectos laxantes. Hay que utilizarlo en crudo.

Evitar:

  • El consumo  de platos precocinados, a menudo muy ricos en grasas.
  • El queso, en todo caso no más de una porción al día: Emmental, Manchego seco, Parmesano, etc...Son ricos en calcio pero también tienen mucho contenido en grasa.
  • El sedentarismo favorece el sobrepeso. Aprovéchese del embarazo para pasear al menos ½ hora al día o ir a la piscina, hacer yoga...

 

 

Dra. Mònica Peitx i Triay
Pediatría y Endocrinología Pediátrica
Coordinadora Área Pediátrica
CP Endocrinología y Nutrición

Compartir

Comentarios

Escribe tu respuesta

Usuario anónimo (17 de Mayo de 2012, 13:14:54) Responder

Yo soy de constitución más bien delgadita. Estoy de doce semanas y solo he engordado medio quilo. ¿Es demasiado poco? ¿Es malo? Es que entre las nauseas y que se ma ha ido el apetito, no hay forma de comer bien... Y este poco peso aumentado me preocupa. Si me pudierais aconsejar, os lo agradecería. Gracias!!!

Esther Perez (22 de Abril de 2016, 23:08:08) Responder

Yo estoy de 15 y he perdido medio kilo y me ha dicho la matrona que si he estado vomitando y con la gripe que es normal y que ahora tampoco me obsesione con el peso que poco a poco iré ganando.

Club de Padres (25 de Abril de 2016, 11:41:05) Responder

Hola Esther, gracias por compartir tu caso con nosotros. ¡Esperamos que recuperes el peso perdido y que disfrutes muchísimo del embarazo. :-)

Sobre
nosotros
Para
tus hijos
Para mujer Para adultos
y mayores
Para
profesionales
Contacto