Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dieta para el colesterol infantil

Dieta para el colesterol infantil

Aunque el colesterol parezca una enfermedad más propia de adultos, lo cierto es que en las últimas dos décadas ha aumentado considerablemente el número de niños que tiene el colesterol alto debido al abuso de la comida rápida, precocinada, la bollería industrial… El colesterol elevado puede causar a la larga de enfermedades cardiovasculares, por lo que conviene prevenirlo desde la infancia.

El colesterol en sí no es malo, de hecho, es necesario para el cuerpo ya que está relacionado con muchas hormonas que contribuyen al correcto funcionamiento del organismo.

Existen dos tipos de colesterol: el colesterol llamado “malo” o ligado a las lipoproteínas de baja intensidad (LDL); y el “bueno” o ligado a las lipoproteínas de alta intensidad (HDL). El HDL es bueno porque no se acumula en las arterias, mientras que un exceso de colesterol malo es perjudicial ya que tienda a obstruir las arterias, lo que da lugar a ciertas enfermedades cardiovasculares (angina de pecho, infartos…).

Por lo tanto, es necesario controlar a lo largo de toda la vida los niveles de colesterol malo, que tiende a acumularse, para evitar en el futuro estas patologías. En niños, se recomienda que el colesterol LDL no supere los 175 mg/100 ml de sangre.

El colesterol malo se ve favorecido por la ingesta de ciertos alimentos ricos en grasas y por una dieta desequilibrada. Por lo tanto, para evitar que tu hijo tenga el colesterol alto debes seguir las siguientes recomendaciones:

Su dieta debe ser sana, variada y equilibrada. La base de su alimentación deben ser las verduras, legumbres, frutas y cereales. • No abuses de las proteínas de origen animal (carnes, pescados, huevos, lácteos). Son importantes para el crecimiento y deben formar parte de la dieta del niño, pero no ser su único alimento. • Prioriza el consumo de carnes blancas frente a las rojas. • Aumenta la ingesta de pescado, que favorece el control de los niveles de colesterol. • Si tiene más de 5 años y el colesterol un poco alto o presenta sobrepeso, sustituye los lácteos enteros por semidesnatados. • Las grasas saturadas (mantequillas, embutidos grasos, bollería industrial…) deben formar parte de su alimentación solo muy de vez en cuando. • Procura que los alimentos se cocinen a la plancha, al horno o hervidos. Las frituras contienen más grasas. • Controla su peso. Los niños con sobrepeso u obesidad tienen más posibilidades de tener el colesterol alto, aunque también lo pueden sufrir los niños delgados si su dieta no es adecuada. • Fomenta el ejercicio diario.

Para más información, puedes revisar nuestro post Dieta para niños con dislipemia.

Compartir

Comentarios

Escribe tu respuesta

Sobre
nosotros
Para
tus hijos
Para mujer Para adultos
y mayores
Para
profesionales
Contacto