Es ampliamente conocido que el consumo de fibra alimentaria produce efectos positivos en la salud, sobre todo a nivel del tracto digestivo, ya que promueve una mayor regularidad intestinal ayudando a evitar el estreñimiento.

Además, algunos tipos de fibra alimentaria incluso intervienen en la regulación de las concentraciones de colesterol y azúcar en sangre. Por ello, según diversos estudios, el consumo elevado de fibra se asocia a un menor riesgo de enfermedad cardiovascular, diabetes de tipo 2, hipertensión arterial, obesidad, etc.

La Organización Mundial de la Salud recomienda un consumo de fibra alimentaria total para adultos de 25 gramos al día. Esta cifra puede variar según el país, moviéndonos en valores entre 21 y 45g al día. En España, el consumo de fibra se encuentra por debajo de las cantidades recomendadas. Según la FESNAD (Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética), los adultos varones deberían ingerir 38 g de fibra al día y las mujeres 25 g. Sin embargo, el consumo medio se encuentra en 16g/día y va disminuyendo con los años.

En cuanto a las recomendaciones para la población infantil, existen diferencias según la edad. Actualmente se considera que las dietas de los menores de un año deben incluir al menos 5 g al día de fibra. En el caso de los niños por encima de los 2 años de edad, para establecer las recomendaciones del consumo de fibra adecuado en la dieta diaria se utiliza la fórmula: “edad + 5”, es decir, para un niño de 5 años, su ingesta recomendada de fibra serán 5 + 5 = 10g/día.

Si queremos asegurar que tanto nosotros como nuestros hijos tomamos en nuestra alimentación las cantidades adecuadas de fibra, deberemos incluir en nuestra dieta alimentos ricos en este tipo de compuestos, como frutas (mejor si se toman con la piel), verduras, legumbres, cereales integrales que incluyen la cáscara o “salvado” del cereal (hoy en día pueden encontrarse fácilmente pan, arroz, cereales de desayuno o pastas alimenticias integrales), sin olvidar los frutos secos.

En el caso concreto de los más pequeños de la casa, Laboratorios Ordesa nos lo pone fácil. Entre su amplia gama de papillas de cereales existe una elaborada a partir de cereales integrales: Blevit plus Superfibra, que os ayudará a incrementar la cantidad de fibra de la dieta de vuestros niños.

Para ampliar esta información, puedes visitar los siguientes artículos relacionados:

La importancia de la flora intestinal

En caso de estreñimiento...