Cuando el bebé se acerca a los 12 meses de vida, se nos presentan varias alternativas para su alimentación, lo que nos genera dudas como ¿hasta qué momento está recomendada la leche de continuación? ¿cuándo puedo empezar a darle leche de vaca? ¿qué ventajas presentan las leches de crecimiento frente a la leche de vaca?.

Como pauta general, la Asociación Española de Pediatría no recomienda la introducción de la leche de vaca en la alimentación de los lactantes antes del año de vida. Esto se debe a que su perfil nutricional no es el más adecuado para este período debido a su elevado contenido en grasas saturadas, al bajo aporte de ácidos grasos esenciales, a una cantidad excesiva de proteínas y algunos minerales que no se ajustan al grado de maduración digestiva y renal de los niños de corta edad, así como por su bajo contenido en hierro. Por ello, las últimas tendencias pediátricas aconsejan retrasar su introducción hasta etapas posteriores de la vida, incluso hasta los 3 años.

Para la alimentación del bebé desde los 12 meses hasta los 3 años, existen 2 alternativas: el mantenimiento del consumo de la leche de continuación hasta los 18-20 meses y continuar hasta los 3 años con las leches de crecimiento, o bien, iniciar el consumo de leches 3 directamente a partir de los 12 meses y hasta los 3 años.

Las leches de crecimiento que se encuentran en el mercado presentan importantes diferencias en su composición, ya que al contrario que las leches 1 y las leches 2, no existe una normativa internacional que establezca de forma detallada cual debe ser la composición de este tipo de productos.

Por esta razón, a la hora de elegir una leche infantil, es importante revisar que su formulación incluye aquellas modificaciones nutricionales que adaptan este tipo de productos a las especiales necesidades nutricionales de los niños y que las diferencian de la leche de vaca, como son la reducción de su contenido proteico, y la adición de vitaminas y minerales.

En Laboratorios Ordesa, sus leches Blemil plus 3 crecimientoBlemil plus 3 crecimiento con cereales, Blemil plus 3 crecimiento con cereales y frutas, además de estas características nutricionales, ayudan a conseguir una mayor protección del bebé y a favorecer su maduración al incluir en su composición nucleótidos, prebióticos, probióticos y otros nutrientes que la investigación pediátrica ha puesto de manifiesto que son beneficiosos para un correcto crecimiento y maduración.

Puedes complementar esta información con nuestros artículos relacionados:  No todas las leches son iguales y leches vegetales.