Cuándo empiece a ser visible el embarazo depende de factores como los músculos abdominales, el peso y altura de la madre o si se trata del primer embarazo. En función de esto, aparecerá unas semanas antes o después entre el tercer y cuarto mes.

No existe un punto específico en el que el embarazo empieza a ser visible, sino que depende totalmente de las características de la madre y del bebé. No obstante, sí se puede hablar de un periodo en el que es común que la barriga empiece a notarse más y en el que puede que tu embarazo empiece a ser visible.

El tamaño de la barriga viene dado por el útero. Así, en las primeras semanas del embarazo se empiezan a engrosar las paredes uterinas, pero este no varía apenas de tamaño y aún mantiene su posición normal encajado en la pelvis. Es a partir del tercer mes de embarazo cuando el útero empieza a salir de su encajamiento en la pelvis, lo que hace que la barriga se empiece a redondear.

¿De qué depende?

Dos mujeres embarazadas de cinco meses pueden tener dos aspectos completamente distintos respecto al tamaño de su embarazo sin que ello implique problemas o retrasos en el desarrollo de una u otra.

Por ejemplo, es común que las madres primerizas desarrollen la barriga un poco más tarde que aquellas que ya han pasado por un embarazo. Las primeras suelen notar el aumento del vientre en el cuarto mes, entre las semanas 12 y 16; las segundas suelen tener este crecimiento un poco antes, alrededor del tercer trimestre.

La distensión de los músculos abdominales, por ejemplo, juega un importante papel sobre cuándo empiece a notarse la barriga. Unos músculos abdominales estirados -como puede ser aquellos que han pasado por otro embarazo- permiten que el útero se expanda más. Otros factores son el peso y altura que las madres tengan de forma natural. En las mujeres altas, por ejemplo, el tamaño de la barriga suele ser percibido como más pequeño, ya que el bebé tiene más espacio para acomodarse longitudinalmente.