Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jugando bajo el sol; cremas solares protectoras para niños

Jugando bajo el sol; cremas solares protectoras para niños

Cada vez hay más conciencia de la importancia de protegerse del sol. Las pieles más sensibles, la de los niños y las pieles atópicas, requieren una protección específica y cremas solares que aporten mucha hidratación y factores de protección para las diferentes radiaciones.

Llega el buen tiempo y con él los grandes planes al aire libre; excursiones por el campo, días de playa o piscina, tardes en el parque… Momentos en familia disfrutando de todo lo bueno que aporta el sol, como la síntesis de Vitamina D, necesaria para el crecimiento, o el aumento de serotonina y melatonina, fundamentales para el estado de ánimo.

El sol aporta estos grandes beneficios, pero hay que disfrutar de él con responsabilidad y protección, especialmente los pequeños de 0 a 3 años, ya que su piel es mucho más sensible a los efectos nocivos de las radiaciones.

Además de tomar medidas básicas y de sentido común, como no exponerles durante muchas horas al sol, especialmente en las horas centrales del día, usar sombrillas, gorros, gafas de sol homologadas con filtro UV y cubrirles con ropa ligera y transpirable, la clave para conseguir una protección real y efectiva es utilizar una crema o loción específica para niños con filtro solar para rayos UVA, UVB e infrarrojos. Estas cremas suelen ser resistentes al agua, así que podrán seguir disfrutando del mar o la piscina, pero con la protección adecuada.

A continuación, te damos algunas recomendaciones sobre los protectores solares para niños:

  • En el caso de niños, como mínimo, debes optar por una crema con factor de protección 50 o superior.
  • Revisa bien la etiqueta para asegurarte de que también le proteja de los rayos UVA.
  • Aplícaselo sobre la piel seca en todas aquellas partes que vaya a tener expuestas al sol, entre 15 y 30 minutos antes de la exposición, y vuélvelo a hacer cada 2 horas, ya que el agua y el sudor disminuyen su efecto, incluso en las cremas resistentes al agua. Si tu peque ha pasado mucho rato en el mar o en la piscina, en cuanto salga, sécale bien y ponle crema de nuevo.
  • Algunas partes del cuerpo son más sensibles, así que no escatimes con la protección en cara, cuello, cabeza, hombros, pecho, manos, orejas y empeine. Para los labios es mejor utilizar labiales con FPS.
  • Protégele siempre, incluso en días nublados, ya que las radiaciones UV atraviesan las nubes y se reflejan en el agua, la arena, la hierba y la nieve.
  • Los  bebes menores de 6 meses no se les debe exponer al sol, y en todo caso, las medidas de protección han de ser físicas, como una sombrilla, un gorro y ropa de algodón transpirable. En el caso que recurras a una crema fotoprotectora, aseguráte que es apta para esta edad.

 

Protección solar para niños con piel atópica

Antes comentábamos lo delicada que es la piel de los niños y por qué es necesario protegerla del sol, por lo que, en casos de niños con piel atópica, las medidas de protección han de extremarse. Además de protegerla de las diferentes radiaciones solares, la piel atópica requiere una mayor hidratación y evitar todas aquellas sustancias que puedan irritarla.

Así pues, aparte de la fotoprotección otros aspectos cobran relevancia, como aportar activos que mantengan la barrera cutánea y la hidratación de la piel.

Esperamos que, con toda esta información sobre cremas solares para proteger las pieles más sensibles, te ayudemos a disfrutar de un estupendo y seguro verano en familia bajo el sol.

 

 

Fuentes:

 

Compartir

Comentarios

Escribe tu respuesta

Sobre
nosotros
Para
tus hijos
Para mujer Para adultos
y mayores
Para
profesionales
Contacto