En verano hay que tener muchísimo cuidado con los ahogamientos en las piscinas, sobre todo en las privadas, ya que son la segunda causa de muerte accidental en los niños. Lejos de alarmarse o de meter al niño miedo al agua, lo que hay que hacer es prevenir y adoptar una serie de medidas de precaución.

El mayor riesgo de sufrir un accidente lo corren los niños de entre 1 y 4 años ya que aún no son conscientes de los peligros y, en general, no saben nadar bien. Por eso, es esencial que adoptes estas medidas de seguridad este verano para evitar un accidente en la piscina:

- No dejes nunca solos a niños pequeños cerca de la piscina, ni siquiera cuando estén jugando fuera de ella ya que en cualquier momento pueden caerse dentro o tropezarse fuera y hacerse daño.

- Ten vallada la piscina. Si tienes una piscina en tu casa, es recomendable tenerla vallada y con una puerta de entrada y salida de seguridad para que los niños no puedan acceder a ella sin un adulto. Se recomienda, además, que la valla sea alta y sin huecos.

- Evita los juegos peligrosos en la zona de la piscina. Hay que tener mucho cuidado con los juegos como el “pilla-pilla”, los toboganes, jugar a hundirse… ya que pueden resbalarse y caer.

- Enséñales a nadar. Los niños que saben nadar bien tienen mucho menos riesgo de ahogarse o sufrir un accidente.

- Cuidado con los cortes de digestión. No son un cuento de abuelas, realmente nos puede dar un corte de digestión si hemos comido mucho, hace mucho calor fuera y nos metemos en un agua muy fría. Si ves que tu hijo tiene escalofríos, náuseas...sácale inmediatamente del agua y abrígale bien.

- Enséñales a respetar el agua. No es cuestión de que le cojan miedo a la piscina ni al mar, pero sí que entiendan que en el agua hay que tener mucho cuidado y no hacer nada peligroso, salir de la misma en cuanto nos encontremos mal y hacer caso a los socorristas o adultos.

- Cuidado con los manguitos y flotadores. Asegúrate de estos artículos llevan el marcado CE de la Unión Europea y cumplen con todos los requisitos de seguridad. Además, deben estar bien inflados al usarlos y, por mucho que el niño lo lleve, no debes dejarle solo.

 

 

 

Fuentes:

Blog EnFamilia de la AEP:

- http://enfamilia.aeped.es/prevencion/seguridad-en-piscinas

- http://enfamilia.aeped.es/noticias/ahogamientos-segunda-causa-muerte-accidental-en-ninos

- http://enfamilia.aeped.es/prevencion/recomendaciones-para-prevenir-ahogamientos-infantiles

- http://enfamilia.aeped.es/prevencion/prevencion-ahogamientos-en-agua