Los niños, igual que los adultos, necesitan unas condiciones básicas para dormir bien. Una mala higiene del sueño (entendiendo como higiene unos buenos hábitos) les puede provocar efectos negativos como: trastornos de comportamiento, dificultades cognitivas, conductuales y del aprendizaje, dolor de cabeza, trastornos alimentarios o dolores de estómago. Cuando un niño presente habitualmente uno o más de estos síntomas, los padres deberán sospechar que puede sufrir alteraciones del sueño o del descanso.

A continuación te damos algunos consejos para ayudar a conciliar el sueño a los más pequeños. Tenlos siempre en cuenta antes de acostarlos y verás cómo conseguir que se vayan a la cama y duerman te resultará mucho más fácil:

-          Durante la siesta debe haber claridad y ruido, pero de noche es mejor que tenga silencio y que le enciendas sólo una luz tenue y suave. Aprenderá la diferencia entre la noche  y el día y le invitará al relax y al descanso.

-          Ten cuidado con la ropa que le pones. A veces les abrigamos demasiado, especialmente a los bebés por miedo a que pasen frío y el resultado es peor. Si están incómodos o sudan les cuesta más dormir.

-          Establece una rutina en sus hábitos y procura que sea siempre a la misma hora: un baño relajante, un masaje, la cena y un cuento o una nana junto a su cuna cada noche ayuda a los bebés a sentirse seguros y tranquilos.

-          Si le gusta dormir con peluche asegúrate de que sea seguro y que cumpla con la normativa comunitaria (siglas CE en la etiqueta).

-          Es necesario que los recién nacidos duerman en su cuna y no en brazos de los adultos. De esta manera se adaptarán a dormir solos y no se asustarán si se despierta por la noche.

Diversos estudios sobre la leche materna han demostrado que ésta presenta variaciones en la concentración de triptófano y otros nutrientes a lo largo del día. Estas variaciones están relacionadas con el sueño, y ayudan a consolidar el ritmo vigilia-sueño de los lactantes. Siguiendo el modelo de la leche materna, en Laboratorios Ordesa hemos desarrollado Blemil plus 2 fórmula de Nocheque reproduce las variaciones de la composición de la leche materna durante el periodo nocturno que ayudan a los bebés a conciliar y mantener el sueño durante la noche.

Otra excelente alternativa para ayudar a mejorar el descanso de tu bebé,  es Blevit sueño, una infusión instantánea de origen natural, apta para todas las edades (desde los primeros meses hasta la edad adulta), y de agradable sabor que ayuda a estar hidratados. Además, no contiene aromas artificiales ni sacarosa.