A lo largo del embarazo te realizarán una serie de pruebas y análisis para comprobar si todo evoluciona correctamente. Te contamos cómo debes prepararte para las principales.

 

Análisis de sangre

Generalmente se realizan 3 análisis de sangre, uno en cada trimestre. Se utilizan para ver los valores de hierro, colesterol, hormonas tiroideas, factor Rh, etc.

Debes hacértelos en ayunas, así que lo mejor es que vayas a primera hora de la mañana para no pasar mucho tiempo despierta sin comer. Se extraen varias muestras de sangre, pero no suele causar mareo. Sin embargo, si eres aprensiva a las agujas o te mareas al sacarte sangre, ve acompañada.

 

Análisis de orina

También se realizan mínimo 3, uno por trimestre, aunque pueden pedirte más si se detecta algún posible problema de infección urinaria.

Generalmente se llevan a la vez que los análisis de sangre, así que deberás comprar un bote para análisis de orina y llevar una muestra de pipí cuando vayan a sacarte la sangre para los análisis. Recoge la orina de la primera hora de la mañana.

 

Ecografías

Lo mínimo es hacer 3 ecografías en el embarazo: una en la semana 12, otra en la semana 20 y otra en la semana 32, aunque cada vez es más habitual que hagan ecografías cada 4 semanas, sobre todo si vas por un seguro privado.

Te recomendarán que vayas con el vientre limpio y libre de cremas o aceites (no te las eches tampoco el día anterior). En algunas ocasiones, especialmente en la primera, podrán aconsejarte que bebas mucha agua antes, aunque lo habitual es que no sea necesario.

 

Test O´Sullivan

Esta prueba detecta si la madre tiene diabetes gestacional, una enfermedad relacionada con el embarazo que provoca un desarreglo en la regulación de la glucosa.

Se hace mediante un análisis de sangre y también hay que acudir en ayunas. Se mide la glucosa de la mujer en sangre y se le da a beber 50 gramos de glucosa y, una hora después, se hace otra punción para valorar los niveles de glucosa en sangre tras esa ingesta.

Este líquido es un poco desagradable y a algunas mujeres les marea y les sienta mal, por lo que es recomendable que vayas acompañada.

 

 

Fuente:

- Lynn Huggins-Cooper (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed. Nowtilus.

- Dra, Miriam Stoppard, (2006), Padres primerizos, Madrid, Ed. Pearson.