Llega el momento de preparar las maletas para toda la familia: ropa, artículos de higiene, juguetes, botiquín básico, cámara de fotos… Son muchas las cosas que hace falta llevar cuando viajas con niños, pero tampoco es necesario que empaques tu casa entera.

Viajar con niños puede resultar un poco estresante ya que son muchas las cosas que hay que preparar, sobre todo si hablamos de lactantes. Para no volverte loco haciendo las maletas, lo mejor es que sigas estos sencillos consejos:

  • Haz una lista con lo necesario. No hay mejor truco para no olvidar nada que ir marcándolo a medida que los guardas.
  • No lo dejes para el último momento, es mejor que las vayas preparando en los días previos al viaje.
  • Lleva contigo solo lo esencial. Hay muchas cosas que usamos en el día a día que no son realmente necesarias. Por ejemplo, puedes calentar el biberón en el microondas o al baño María o esterilizar sus chupetes y tetinas hirviendo agua. No hace falta que te lleves todos los aparatos que tienes del bebé.
  • Lleva conjuntos de ropas y colores neutros que combinen bien entre sí.
  • Ten en cuenta el destino a la hora de elegir la ropa, no es lo mismo ir a la playa que en medio de la montaña.
  • Deja una bolsa para llevar a mano en el viaje aquello que puedas necesitar en el mismo, como ropa de cambio, toallitas, pañales, su juguete favorito, etc.
  • No te olvides la documentación: DNI, libro de familia si no tienes DNI de los niños, tarjeta sanitaria, etc.
  • No hace falta que te lleves artículos que puedas comprar fácilmente en tu destino si te hacen falta (como pañales), aunque sí que deberás guardarlos si vas a un sitio aislado o con pocos servicios.
  • Elige aquellos productos que menos espacio ocupen, como bañeras hinchables, sillas plegables, etc.
  • A la hora de colocar las maletas en el maletero, aprovecha bien cada espacio.

 

 

 

Fuente:

- Arenós Marco, Héctor y otros (2014), Viajar con niños: El Manual para Preparar Tus Vacaciones en Familia, Barcelona, La editorial viajera.