Los bebés se mueven dentro del útero desde la semana 13 más o menos, cuando acaba el periodo embrionario y empieza el periodo fetal, aunque la mamá no suele notarlo hasta la semana 18-20. A partir de ese momento estarás todos los días pendiente de sus movimientos y, si un día lo notas moverse menos, seguro que te pones nerviosa.

Empezar a notar los movimientos del bebé es una sensación única y maravillosa. A partir de ese momento te haces más consciente de que tienes una personita dentro de ti y resulta más sencillo interactuar con él ya que los bebés responden con movimientos a los sonidos exteriores.

Desde la semana 20 más o menos en primerizas, y antes en mujeres que han tenido embarazos previos, se puede empezar a notar cómo se mueve el bebé. Primero se notará una especie de hormigueo, como unas “mariposas” que revolotean dentro del estómago. Y, gradualmente, se irán notando más a menudo y más fuertes sus patadas, movimientos de brazos e incluso el hipo.

El problema es que podemos llegar a obsesionarnos con sus movimientos y, si no le notamos moverse durante un rato, pensar que le pasa algo. Hay que tener en cuenta que no todos los bebés se mueven igual ni se mueven lo mismo todos los días. Puede que un día duerma más tiempo o esté más tranquilo que otro, por eso no debemos preocuparnos ni salir corriendo a Urgencias si llevamos una hora sin notarlo.

No obstante, si te parece que lleva más tiempo de lo normal sin moverse y te estás poniendo nerviosa, prueba estos trucos para lograr que se mueva y así tranquilizarte:

- Bebe un vaso de agua con azúcar, una bebida azucarada o come algo y túmbate sobre el lado izquierdo. En esa postura le llegan antes los nutrientes y, en cuanto nota le glucosa, se moverá. Debes permanecer así quieta un buen rato, no es algo inmediato.

- Siéntate tranquila en la cama o el sofá y da pequeños y suaves golpes en tu abdomen mientras le hablas o le cantas.

- Ponle música cerca del abdomen, pero no a un volumen muy alto.

- Es mejor estar quieta y tranquila porque de pie y andando se notan menos sus movimientos y es posible que se mueva y no lo sientas.

- Los médicos aconsejan ir a Urgencias si no se nota ningún movimiento en 24 horas, así que debes estar tranquila y esperar pacientemente, seguro que está dormido y se mueve cuando menos te lo esperas.

Fuente:

- Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona. Libros Cúpula.