A partir de los 18 meses los bebés suelen comenzar a tener conciencia de cuándo han hecho pis y lo dicen, aunque no será hasta los 2 años cuando sean capaces de controlar sus esfínteres y dejar sus pañales.

En torno a los 2 años suele ser cuando se quita el pañal a los niños y se les enseña a ir al baño. No obstante, como con otros hitos de desarrollo, debes tener en cuenta que no todos los niños alcanzan este punto de madurez a la vez, por lo que algunos serán capaces de dejar los pañales al poco de cumplir los 2 años, y otros cerca de los 3 años.

Para enseñarles a ir al baño de una manera divertida y sencilla, puedes seguir estos consejos:

1- No le metas prisa ni le regañes por hacerse sus necesidades encima. Cuesta un tiempo controlar totalmente los esfínteres, sobre todo de noche.

2- Debes tener a mano todo lo necesario para comenzar con el aprendizaje: un orinal o reductor de váter y un banquito para que llegue al váter y al lavabo.

3- Acostúmbrale a sentarse en el orinal. Primero no hará nada más que estar sentado un buen rato, pero llegará un momento que haga pis dentro y, a partir de ese momento, entenderá mejor lo que debe hacer y empezará a pedir el orinal cuando sienta ganas de hacer pis.

4- Los niños aprenden por imitación así que es buena idea que te vea a ti ir al baño, sentarte, limpiarte al acabar y lavarte las manos. Así comprenderá todos los pasos que hay que seguir.

5- Cada vez que haga pis en el orinal debes aplaudir y mostrarte muy feliz. Por el contrario, no le regañes si se lo hace encima, el pequeño no lo hace adrede.

6- Una vez que tenga controlado el pedir el orinal, llega el momento de enseñarle a ir al baño cuando tenga ganas. Por supuesto, al principio os pedirá ayuda, pero llegará un momento en el que él solo vaya al baño y haga pis solo, por eso es importante que cuente con un banquito para llegar bien a la taza del váter y con un reductor para no caerse o sentir que se puede caer.

7- En cuanto tenga un buen control de sus esfínteres por el día, verás que deja de hacerse pis por la noche. Si pasa más de 10 días sin mearse de noche, es momento de quitar también el pañal nocturno. No obstante, pon un empapador en el colchón ya que puede llevarle un poco de tiempo no tener ningún escape.

 

 

Fuente:

- Lujano Leyva, Claudia (1999), Control de esfínteres: Una propuesta pedagógica para la escuela infantil y el hogar, Madrid, Ed. Laertes.