¿Vas a cambiar a tu hijo a su habitación? ¿Va a dejar de dormir con vosotros? Es un buen momento para que termines de decorar su habitación y la prepares para que le valga los próximos años.

La habitación es un lugar muy importante para un niño. No solo duerme ahí, sino que también debe ser su espacio personal donde jugar, hacer los deberes, leer o, incluso, encerrarse cuando se enfade.

Por todo ello, debe ser un lugar adecuado y práctico, con los muebles necesarios, pero también con los complementos que le permitan soñar y desarrollarse como persona.

- La cama. Si todavía duerme en cuna, es buena idea que compres una cuna-cama que se transforma y se adapta a la edad de tu hijo para que el mismo mueble le valga muchos años. Debe contar con barreras laterales para que no se caiga y, si es alta, con una escalera o elevador para que pueda subir y bajar solo.

- Además de cama necesitará armario para guardar su ropa y demás enseres y una mesa con su silla para poder dibujar o hacer los deberes cuando sea mayor. Busca muebles polivalentes que ocupen poco para que le quede el mayor espacio posible para jugar.

- Lo más probable es que tu hijo cuente con gran cantidad de juguetes, libros, etc. Para mantenerlos ordenados es una buena idea que cuentes con baúles o cajas grandes en las que pueda guardar todo y que estén a su alcance para que él solo los pueda sacar y meter.

- El suelo debe estar cubierto por una alfombra para que pueda jugar tirado en él. Elige una lavable en lavadora para que no acumule ácaros u otras impurezas.

- Podéis decorar las paredes con papel pintado, vinilos o pintarlas de algún color especial o con dibujos. Hay vinilos pizarra para que pueda pintar sobre ellos o pintura plástica lavable por si la mancha.

- Si es más mayor, podéis pedirle opinión a la hora de elegir los muebles, el color de las paredes, las cortinas, etc. así se sentirá más a gusto.

- De las paredes, en lugar de cuadros, podéis colgar sus dibujos y fotos suyas.

- No pongas en su cuarto televisores u ordenadores, mejor en zonas comunes en las que puedas controlar lo que ve y cuánto tiempo.

- La luz natural es muy importante.

- No abarrotes su habitación. Menos es más.

 

Fuentes:

- Ahern, Abigail (2009, 3º edición), Cómo decorar tu piso, guía básica para tus primeras decoraciones, Ed. Océano Ambar.