La irritación o dermatitis en la zona del pañal es relativamente común en los recién nacidos. Se trata de una zona que recibe menos ventilación que otras y está expuesta a humedad. Vamos a ver cómo prevenirla y tratarla adecuadamente.

La dermatitis -o piel enrojecida e irritada- en la zona del pañal es una afección común entre los bebés. La gran mayoría pasan por ella en algún momento, y es por la poca ventilación y humedad de la zona unida a la sensibilidad de la piel de los bebés. No obstante, con unos cuidados atentos, en unos pocos días puede ser aliviada.

Para mantener la piel del bebé en la zona del pañal lo más libre posible de irritaciones, lo primero que se debe hacer es cambiar el pañal con frecuencia. Los pañales cuentan cada vez con más características que mejoran la absorción y transpiración, pero lo ideal es que lo cambiemos lo antes posible cuando haya sido manchado.

Limpia bien con agua el culito del bebé y seca con cuidado la zona para mantenerla libre de irritantes como el pipí, la caca, o la humedad. Las toallitas son muy prácticas cuando no te encuentras en casa, pero si no, lo ideal es limpiar con agua. El secado se puede hacer con toallas suaves o bien dejando un rato su culito al aire para que se seque. Le vendrá muy bien para que la piel respire.

Hidratar la zona es el otro punto clave para prevenir la aparición de irritaciones. Se debe aplicar suavemente una capa fina que permita que la piel lo absorba sin problemas. Se recomienda que los productos emolientes se apliquen con la piel un poco húmeda y se deje que sean absorbidos y secados al aire. Los productos de hidratación para bebés deben carecer de perfume, colorantes o conservantes, para respetar lo máximo posible su sensible piel.

Si la zona ya está irritada o empieza a estarlo, se pueden emplear cremas con óxido de zinc, algo que contienen la mayoría de cremas de pasta al agua, e intentar dejar todo el tiempo posible al bebé con el culito al aire. También podemos acudir al médico para que determine si hay que combatir hongos o bacterias o basta con hidratación y transpiración.