Muchos niños, cuando empiezan con la alimentación complementaria, rechazan ciertos sabores y alimentos, generalmente aquellos que son más saludables y necesarios para su desarrollo, como el pescado, las frutas o las verduras. Sin embargo, para asegurar la salud de tu hijo es necesario que su dieta sea  variada y equilibrada, por lo que debes conseguir que coma de todo.

¿Por qué rechaza algunos alimentos?

El negarse a comer ciertos alimentos, o montar un drama cuando toca pescado o verdura, es muy habitual en los niños pequeños. ¿Por qué pasa? Existen varios problemas: su sabor les resulta fuerte o soso, les molestan las espinas, se los preparamos siempre de la misma forma, no les sacian igual que otros alimentos, etc.

Asimismo, algunos estudios afirman que el gusto dulce es innato, por esta razón los bebés lo aceptan mejor; sin embargo los gustos ácido, salado y amargo se tienen que “aprender” y, en el momento de conocerlos, serán mejor o peor aceptados, dependiendo de cada niño.

El problema es que cuanto menos se los ofrezcas, menos se acostumbrará a esos sabores, por lo que lo acabará rechazando totalmente. Por mucho que cueste, no debes permitir que deje de tomar ninguna clase de alimento.

Consejos para que coma de todo

- No te desesperes e inténtalo varias veces. Si un día no lo consigues, déjalo, no te enfades ni grites, simplemente aparta el plato y prueba otro día. Hay estudios que dicen que en ocasiones es necesario ofrecer un alimento hasta 15 veces para que el niño lo acepte.

- Varía la forma de elaboración de los alimentos. Quizá lo que no le gusta es el pescado rebozado o la verdura hervida. Prueba nuevas recetas, salsas distintas que enmascaren el sabor, etc.

- Mezcla estos alimentos con otros que sí le gusten.

- En el caso del pescado, elige trozos sin espinas.

- La comida entra por los ojos, así que presenta los platos de forma divertida y atractiva, combinando colores, haciendo caritas sonrientes, etc.

- Si es incapaz de tomar judías verdes, prueba con otras verduras. No te obsesiones con un alimento concreto, lo importante es que coma verduras, pescado y frutas.

- Cuéntale historias y cuentos relacionados con el alimento que esté comiendo.

- Sé su ejemplo. Si no comes fruta, difícilmente lograrás que él lo haga.

Si quieres leer más sobre este tema, puedes leer nuestro post Mi niño no come.