Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cómo aliviar la ciática en el embarazo

Cómo aliviar la ciática en el embarazo

La ciática es una afectación muy común durante el periodo de gestación. La causa es la sobrecarga que sufre la espalda como consecuencia del aumento de peso en el organismo, lo que puede comprimir el nervio ciático y provocar molestias.

Aunque la ciática puede llegar a producir dolores muy intensos, lo cierto es que existe toda una serie de recomendaciones que podemos seguir para prevenir o suavizar sus efectos.

 

¿Qué provoca la ciática?

Tal y como hemos indicado, la ciática es un dolor que se produce debido a la compresión, inflamación del nervio ciático. Este dolor se inicia en la parte inferior de la espalda, pudiendo descender desde la parte superior de las piernas hasta llegar al mismo pie por la parte trasera.

El tipo de dolor puede variar; se pueden sentir punzadas más localizadas o incluso una sensación de ardor más amplia que irradie toda un área que incluye glúteo, muslo y pantorrilla. Además, el dolor puede ir acompañado de debilidad y parálisis en algunos músculos, o incluso de alteraciones de la sensibilidad (sensación de adormecimiento y calambres).

Mujer embarazada con dolor de ciática

 

Los cambios que el embarazo provoca en el cuerpo de la mujer hacen que la ciática haga acto de presencia con más frecuencia. La espalda sufre una sobrecarga y, como resultado, se contractura. La curvatura natural de la columna tiende a acentuarse y, además, el tamaño del útero expande la pelvis, por lo que los nervios espinal, lumbar y sacro de la columna, que alimentan el nervio ciático, se pueden comprimir.

A pesar de que la ciática es bastante común en las mujeres embarazadas, tiende a aparecer con mayor frecuencia en las mujeres que llevan una vida sedentaria. Permanecer mucho tiempo en una misma posición, tener una actividad muy reducida o experimentar un aumento de peso considerable son factores que pueden agravar el dolor.

 

¿Qué hacer si tienes ciática?

En la mayoría de los casos, la ciática permanece a lo largo de todo el periodo de gestación. Es por esta razón que resulta muy necesario seguir toda una serie de consejos para sobrellevar las molestias de la mejor manera posible.

El primer paso es consultar con tu médico/a de confianza, quien te recomendará el mejor tratamiento según tu estado y las semanas de gestación, entre otros factores.

Además, puedes tomar ciertas medidas que seguro te ayudarán a aliviar el dolor de la ciática:

  • Utiliza una faja especial para embarazadas. Esta prenda es muy útil para ayudar a soportar el peso del abdomen sin sobrecargar tanto los músculos y los nervios.
  • Acude al fisioterapeuta. Si los dolores son muy acentuados, siempre puedes acudir a un especialista para que te ayude a aliviar el dolor. Además de las técnicas que pueda aplicarte para reducir el malestar, también puede sugerirte diversos ejercicios a realizar durante las épocas sin dolor para así fortalecer los músculos de la espalda.
  • Vigila tu postura. La forma que empleas para sentarte o incluso tumbarte puede resultar esencial para aliviar la ciática. También, es muy importante que te acostumbres a realizar determinados gestos de forma correcta.
  • Trata de no aumentar excesivamente de peso. Los kilos de más durante el embarazo incrementan la posibilidad de que el nervio ciático se comprima.
  • Evita el sedentarismo. A menos que sea algo totalmente necesario por recomendación médica, procura no pasar el día sentada. Apuesta por realizar ejercicios moderados como el yoga de forma regular, al menos tres veces por semana. Incluye ejercicios que te ayuden a fortalecer los músculos de la espalda y las piernas, como por ejemplo la natación.

Mujer embarazada practicando yoga

 

  • Calza zapatos cómodos y sin tacón. Trata de que tu calzado no incremente las molestias de la espalda durante este periodo.
  • Apuesta por los masajes. Los masajes en la zona dolorida son recomendables siempre y cuando los aplique un especialista. Un masaje mal dado puede provocar más dolor. Además, es importante evitar los masajes en la región lumbar, ya que estos pueden dar pie a contracciones uterinas.
  • Pásate a la acupuntura. Esta técnica puede suponer un alivio a los síntomas de la ciática, sobre todo cuando se aplica en conjunto a otros tratamientos.
  • Pasea con moderación. Los paseos son un excelente ejercicio durante el embarazo, pero con problemas de ciática resulta aconsejable reducir su duración.
  • Haz estiramientos. Existe toda una serie de estiramientos específicos para la zona de espalda, piernas y glúteos que puede ayudarte a disminuir la compresión del nervio ciático.
  • Aplica calor. El calor seco aplicado en la zona de dolor puede ayudar a aliviar los episodios más agudos, ya que relaja los músculos y ayuda a disminuir los espasmos musculares.

Además de estos consejos, mantener una vida activa, tanto antes, como durante el embarazo, te ayudará en gran medida a evitar la ciática. Sea como sea, en ningún caso optes por automedicarte; tu médico te dará el tratamiento más adecuado para que disfrutes de tu embarazo sin molestias.

 

 

Fuentes:

Pinheiro, Marcelle. ¿Cómo combatir la ciática en el embarazo? Tua Saude. Recuperado de  https://www.tuasaude.com/es/ciatica-embarazo/

Zorrilla, Francisco. Dolor de espalda y ciática en el embarazo. Consulta con tu ginecólogo. Recuperado de http://www.consultatuginecologo.com/ciatica-embarazo/

Compartir

Comentarios

Escribe tu respuesta

Eva Belen Dominguez (22 de Marzo de 2017, 15:20:33) Responder

Yo llevo dos semanas tambien con el piramidal contracturado... y es un suplicio.. estoy yendo a masaje+acupuntura y hago estiramientos y natacion algun dia . Por suerte, ya va mejorando la cosa, espero se solucione del todo pronto aun estoy de 35 semanas...

Raquel Perez (22 de Abril de 2016, 07:04:08) Responder

Que mal se pasa yo tengo dolor pierna derecha y me faltan dos meses para dar luz, no puedo andar casi y el piramidal tb contracturado

Club de Padres (22 de Abril de 2016, 14:11:21) Responder

Hola Raquel, esperamos que el dolor vaya a menos y que puedas disfrutar de la recta final del embarazo. ¡Saludos!

Sobre
nosotros
Para
tus hijos
Para mujer Para adultos
y mayores
Para
profesionales
Contacto