Ya han pasado 12 meses y ha llegado el momento de celebrar el primer cumpleaños del bebé. Un ambiente íntimo y familiar decorado con globos y guirnaldas de todos los colores serán los protagonistas de su primera fiesta.

El primer cumpleaños del bebé es un encuentro familiar más que para él que apenas se dará cuenta de que la celebración es en su honor, aun así el pequeño disfrutará con el ambiente alegre y siendo el centro de atención y los adultos estarán encantados de pasar el rato con familia y amigos mientras celebran los 12 meses de su hijo.

Como el bebé aún es pequeño lo mejor es hacer una celebración íntima para que al ambiente no le resulte agobiante o excesivo, es mejor que se celebre por la tarde, después de la siesta, para que el niño no se canse nada más empezar y se deben respetar la rutinas del baño y la cena; si aun así se duerme durante el encuentro, no pasa nada, hay que entender que el niño es un bebé todavía. El lugar más idóneo es la casa de los anfitriones donde el pequeño se sentirá en un ambiente conocido y seguro, aunque si no hay hueco para celebrar la fiesta se deberá hacer en la casa de un familiar, amigo o en algún local cercano.

Algunas ideas para dar una fiesta infantil

  • La decoración debe ser muy alegre y colorida, lo mejor es escoger los colores favoritos del pequeño. Aparte de globos y guirnaldas no es necesario poner mucho más pues el niño no lo apreciará, aunque todo variará en función de los gustos de los padres.
  • La comida también deberá tener en cuenta los gustos de los adultos más que los del bebé que apenas comerá nada. Aun así habrá que poner cosas que el niño también pueda probar como mini sándwiches, galletitas, bizcochos, zumos de fruta o batidos… Para los adultos se pueden preparar canapés, algo para picar o cualquier cosa que se os ocurra dependiendo de las habilidades culinarias de los anfitriones.
  • No hay que olvidarse de la tarta. Como el bebé aún tiene 12 meses lo mejor es que sea de ingredientes naturales, que no lleve cosas con los que pueda ahogarse (frutos secos o gominolas) y que no tenga chocolate ni nata más que para adorno. Un bizcocho casero con alguna forma divertida será una opción ideal.
  • Si acuden más niños de la misma edad habrá que habilitar una pequeña zona de juegos desprovista de objetos peligrosos o que puedan romperse. Debe ser una zona cercana a donde estén los adultos y con muñecos específicos para bebés de 12 meses.
  •  También es buena idea poner música de fondo de temática infantil para animar el ambiente y que los niños se lo pasen bien escuchando sus canciones favoritas.
  •  En cuanto a los regalos, los mejores son los juegos que estimulan su desarrollo motor, sus habilidades manuales, su creatividad, la vista, el oído y cualquier otro que sea educativo y divertido a la vez.