La salud bucodental es esencial para el bienestar general, razón por la cual debes prevenir y atajar enfermedades desde que tu hijo es pequeño. Una de las señales que pueden alertarte de que existe una anomalía en la dentadura de tu pequeño son los cambios de color.

En este artículo te explicamos las causas que pueden provocar estas alteraciones de tonalidad en los dientes y qué medidas debes llevar a cabo para tratarlo y evitar que vaya a más.

 

Niño comiendo un helado

 

Causas que provocan cambios en el color de los dientes

Son muchas las causas que pueden provocar un cambio de color en la dentadura de los más pequeños de la casa:

  • Caries. Es el problema de salud dental más extendido y que resulta muy común entre niños y adolescentes. La caries se manifiesta en áreas dañadas de color oscuro en las piezas dentales que, si no se tratan, pueden provocar orificios que terminan dañando la capa más profunda del diente. Su aparición se debe a la presencia de bacterias en la boca tras la ingesta excesiva de azúcares y/o de una insuficiente higiene dental.
  • Traumatismos. Los golpes o caídas provocan decoloraciones en los dientes de leche, algo que sucede con frecuencia en área los incisivos superiores, por ser las piezas que quedan más expuestas en comparación con el resto de la dentadura. En estos casos, la coloración puede variar de tonos grises a rosados, amarillos o marrones. La solución suele implicar una intervención odontopediátrica para extraer el diente o el nervio afectado.
  • Sarro. También afecta al color de los dientes, aportando un tono amarillento muy poco estético. El sarro está formado por una capa de bacterias calcificadas sobre el esmalte dental que, afortunadamente, se puede eliminar fácilmente con un tratamiento de higiene dental llevado a cabo por profesionales.
  • Fluorosis dental. Produce la aparición de motitas o líneas blancas en el esmalte dental infantil. Esta anomalía tiene lugar cuando se produce una ingesta excesiva de pasta fluorada o de suplementos con flúor durante los siete primeros años de vida, la etapa en la que se produce la formación definitiva del esmalte en los dientes permanentes. De nuevo, la solución implica una visita al dentista para que pueda realizar un tratamiento estético.
  • Medicamentos con sales de hierro. Estos pueden provocar pigmentaciones de color negro, que al igual que el sarro, se pueden eliminar a través de limpiezas profesionales. Si no se tratan, estas pigmentaciones suelen desaparecer en torno a los nueve años.

Madre e hija lavándose los dientes

 

Cómo evitar los cambios de color en los dientes

Teniendo en cuenta las causas que pueden implicar un cambio en la tonalidad de los dientes, a continuación, te damos algunos consejos para evitarlo:

  • Enseña a tu hijo una rutina de higiene dental adecuada y continua. Es muy importante que se lave los dientes después de las comidas, y que utilice el cepillo con movimientos suaves para evitar dañar el esmalte dental.
  • Apuesta por una dieta que excluya alimentos y bebidas poco recomendables para su salud bucodental: refrescos azucarados, zumos industriales, dulces y bollería, etc.
  • Incluye en su menú frutas y verduras que le aporten nutrientes y vitaminas beneficiosas, tanto para los dientes, como para las encías. La manzana tiene efectos limpiadores que ayudan a mantener la higiene dental, y el melón y la sandía son frutas muy hidratantes que ayudan a mantener los niveles de saliva en la boca, y, de este modo, mantener a raya las bacterias.
  • Si en verano acudís a la piscina, es importante que tanto tú como tu hijo os lavéis los dientes con dentífricos fluorados tras el chapuzón. La inmersión constante en aguas cloradas puede llegar a afectar a la salud bucodental.
  • Vigila que las actividades físicas que realiza tu hijo sean las correspondientes a su rango de edad. De esta manera será más fácil evitar accidentes que desemboquen en traumatismos dentales y otras lesiones.
  • Lleva a tu pequeño a revisiones dentales periódicas. Es la mejor manera de anticiparse y detectar cualquier problema dental.

Sea cual sea el cambio que hayas advertido en los dientes de tu hijo, ya sea en los de leche como en los permanentes, lo mejor es que acudas a una revisión odontopediátrica para que un dentista valore las causas y el posible tratamiento.

 

 

Fuentes:

Martínez, Patricia. (2017). Ocho alimentos que nos ayudan a mantener una buena salud bucodental. Muy Saludable. Sanitas. Recuperado de  http://muysaludable.sanitas.es/salud/dental/ocho-alimentos-nos-ayudan-mantener-una-buena-salud-bucodental/

Palma, Camila. Cambios de color en los dientes. Odontología para bebés. Recuperado de http://www.odontologiaparabebes.com/pigmentaciones.html