Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cambio de color en los dientes

Cambio de color en los dientes

Los dientes pueden experimentar cambios de color por diferentes causas: genéticas, traumatismos, sarro... Lo ideal es que, ante un cambio de color en los dientes de leche o en los permanentes, acudas al dentista para valorar sus causas. Estas son algunas de las más comunes.

La caries suele ser una de las principales causas de cambio de color en los dientes de los niños. Al tratarse de un proceso infeccioso, produce un cambio de color gradual que suele empezar en la zona más cercana en la encía. Debe ser tratado por un odontopediatra.

Los traumatismos son otra de las causas principales de descoloración de algún diente de leche. Esta causa es más común en los incisivos superiores -más expuestos que el resto de dientes- y el diente puede cambiar su color a un tono gris, rosado, amarillo o marrón. En los dientes de leche esto se puede solucionar tratando el nervio afectado o extrayendo el diente.

El sarro es otra fuente de cambio de color en los dientes. Se trata de bacterias calcificadas sobre el esmalte de los dientes que adoptan un tono amarillento y se pueden eliminar fácilmente con limpiezas profesionales.

Otra posible causa es la fluorosis dental, que hace que aparezcan motitas o líneas blancas en el esmalte de los dientes. En general esta descoloración se debe a una ingestión excesiva de pasta fluorada o suplementos de flúor en los siete primeros años del niño, cuando se está formando el esmalte de sus dientes permanentes. En muchas ocasiones basta con un tratamiento estético para solucionar este cambio de color.

Además, los medicamentos con sales de hierro pueden ocasionar algunas pigmentaciones negras en varios dientes. Al igual que sucede con el sarro, las manchas se pueden eliminar con una limpieza profesional y su aparición suele ir reincidiendo con el crecimiento y para los 9 años ya no suelen estar presentes.

 

Fuentes:

Dra. Camila Palma

Odontopediatra, especialista en odontología materno-infantil

Profesora Titular, Master de Odontopediatría, Universidad de Barcelona, España

dracamilapalma@odontologiaparabebes.com

Odontología para Bebés: Pigmentación. http://www.odontologiaparabebes.com/pigmentaciones.html

Compartir

Comentarios

Escribe tu respuesta

Sobre
nosotros
Para
tus hijos
Para mujer Para adultos
y mayores
Para
profesionales
Contacto