La musicoterapia es la aplicación científica del sonido, la música y el movimiento para tratar determinados trastornos o simplemente para fomentar el aprendizaje de los niños.

La musicoterapia tiene muchas aplicaciones y es muy beneficiosa para facilitar la comunicación, promover la expresión individual o favorecer las relaciones sociales. Gracias a sus beneficios, cada vez se usa más tanto en terapias especializadas con niños con algún trastorno, como en clase para fomentar el desarrollo de los niños desde bebés.

Entre los principales beneficios de la musicoterapia encontramos:

  • Mejora la coordinación motriz
  • Ayuda a controlar la ansiedad
  • Mejora el estado de ánimo
  • Fomenta el desarrollo del cerebro
  • Estimula la comunicación y la expresión de sentimientos
  • Favorece el desarrollo emocional y afectivo
  • Agudiza los cinco sentidos
  • Fomenta la interrelación social y la integración
  • Ayuda al desarrollo personal
  • Mejora la autoestima
  • Ayuda a resolver problemas emocionales

En resumen, la musicoterapia es beneficiosa tanto a nivel físico como mental, por eso cada vez se emplea más esta técnica en las escuelas infantiles ya que está demostrado que la música es beneficiosa desde que los bebés nacen (incluso desde que están en el vientre materno).

Eso sí, debe llevarlo a cabo un psicopedagogo o terapeuta experto para adaptar las sesiones, el tiempo y la música a la edad y las características de los niños.

 

 

Fuente:

- Ferrerós, MªLuisa (2008), Inteligencia musical, Madrid, Ed. Timun Mas.