El desarrollo de los pequeños de 17 meses evoluciona a pasos agigantados, andarán con bastante soltura y empezarán a correr por todos los lados. Su vocabulario será de unas 15 palabras y les encantará intentar hacer las cosas sin ayuda de los padres.

Desarrollo motor

Comparado con etapas anteriores, a los 17 meses los bebés andarán con mucha más soltura y firmeza. Podrán subir escaleras a gatas o de pie con un poco de ayuda y apenas se caerán cuando correteen por todos los lados, asimismo, empezarán a intentar trepar por donde pillen. Es importante mantener la vigilancia en todo momento porque serán expertos en desaparecer del ángulo de visión de los papás.

Su motricidad fina también estará más definida y algunos podrán hasta bajarse los pantalones sin ayuda o el pañal cuando lo tengan sucio. Los vasitos de iniciación o las tazas las usarán con soltura y cada vez emplearán mejor los cubiertos infantiles. Los botones les resultarán divertidos, al igual que coger todo lo que les llame la atención así que será mejor retirar objetos peligrosos de su alcance.

Vocabulario y sociabilidad

Con respecto a su vocabulario, ya se habrá ampliado a unas 10 o 15 palabras y sigue aumentando cada día. Además, empezarán a construir frases sencillas. A esta edad los niños son como esponjas y aprenden muy rápidamente así que será la edad perfecta para iniciarles en un segundo idioma si los papás desean que sean bilingües.

Cada vez se sienten más independientes y quieren demostrárselo al mundo exterior así que la palabra “no” formará parte de su vocabulario de manera habitual. Seguirán las rabietas cuando se frustren e incluso pueden intentar pegar al objeto de su enfado. Distinguen el tono de los padres cuando les regañan o cuando les mandan hacer o dejar de hacer algo así que es el momento de empezar a poner ciertos límites y de enseñarles a hacer las cosas por sí mismos: usar el orinal (aunque hasta los 2 años no dejarán el pañal) o cepillarse los dientes sin ayuda.

Los bebés de 17 meses son bastante sociables y se alegrarán cuando vean a familiares. Empezarán a disfrutar del juego con otros niños pero cuidado con los enfados a la hora de compartir juguetes. Es importante fomentar su sociabilidad de cara a cuando empiecen la guardería, su adaptación será más fácil.

Alimentación

Es bueno que coman con el resto de la familia para que vayan asimilando ciertas normas de conducta y buenos hábitos alimenticios. Podrán comer prácticamente de todo aunque habrá que tener cuidado con los frutos secos, las chucherías y el marisco.

Trucos de estimulación

Para estimular a los bebés de 17 meses seguimos con los trucos de los meses anteriores. Es decir, los juegos que ayudan a perfeccionar su motricidad fina serán perfectos, por ejemplo: las pinturas, las construcciones, los cubos para apilar o para sacar y meter dentro de cajones…

Empiezan a mostrar interés por hacer las cosas por sí mismos así que hay que dejarles que colaboren a la hora de vestirse o de recoger los muñecos que han utilizado.

Disfrutarán pasando la tarde en el parque con otros niños de su misma edad y correteando y trepando por columpios adaptados a su nivel. Es una buena idea sociabilizarles y que empiecen a aprender ciertos valores como respetar los turnos o compartir sus muñecos.

Los cuentos, las canciones o las rimas fáciles son estupendos estimulantes para aprender nuevas palabras. Además, podemos jugar a nombrar las partes del cuerpo, objetos cotidianos o cosas que veamos por la calle.