Existe un lenguaje de signos que cada vez se usa más para poder comunicarse con el bebé antes de que aprenda a hablar. Gracias a este lenguaje puedes enseñarle cientos de palabras para que así puedas entender mejor lo que necesita tu hijo en cada momento.

 

¿Qué es el lenguaje de signos para bebés?

El lenguaje de signos para bebés nace en los años 90 en Estados Unidos, aunque gradualmente va extendiéndose por todo el mundo.

Este lenguaje está basado en la capacidad innata del bebé para comunicarse a través de signos ya que tanto su comprensión del lenguaje como sus habilidades motoras se desarrollan mucho más rápido que su capacidad de hablar.

Asimismo, a los bebés les encanta imitar lo que hacen los adultos. Seguro que has observado cómo los bebés de 6 o 7 meses son capaces de decir “adiós” con la manita cuando tú lo haces.

Esto mismo pensó el especialista en desarrollo infantil Joseph García, quien ideó las bases del Baby-Sign para bebés, que consiste básicamente en explotar esta habilidad natural de los bebés para enseñarles un vocabulario de signos para que puedan comunicarse de manera más eficaz con sus padres y transmitir a través de gesto lo que necesitan, en lugar de recurrir constantemente a los gritos o los llantos.

 

Beneficios del Baby-Sign

- Reduce la frustración del bebé derivada de la falta de comprensión y evitas muchos llantos y berrinches.

- Empezar a usar tan pronto un sistema de gestos estructurado favorece la atención del niño, su psicomotricidad o el control del espacio, así como su desarrollo intelectual.

- Favorece la adquisición del lenguaje oral. De hecho, los bebés que usan este lenguaje suelen empezar a hablar antes y tienen algunos puntos más en los test de inteligencia.

- Fomenta los vínculos entre los padres y el bebé al tener una comunicación mejor desde pequeños.

 

Algunos signos que puedes enseñarle

A partir de los 6 meses puedes empezar a enseñar a tu hijo diversos gestos para comunicarse contigo, aunque la mayoría comenzará a hacerlos a partir de los 9 meses.

Empieza por un gesto que pueda interesarle, como “más” para pedir más comida. Repite el gesto a la vez que dices la palabra en voz alta. Repítelo varias veces y enfatiza bien para que quede claro.

Ten paciencia, verás cómo en unos días comienza él solo a hacer el gesto cuando quiera indicarte algo.

Algunos gestos sencillos y usuales son:

- “Beber”: apuntando el pulgar hacia la boca.

- “Comida”: coloca las puntas de los dedos sobre los labios

- "Miedo": date palmaditas sobre el pecho

- "¿Dónde está?": encógete de hombros, con las palmas de las manos hacia arriba

- "Libro": junta y abre las dos manos (palmas hacia arriba)

 

 

Fuente:
- Sign2me: “The Benefits of ASL Signing” http://sign2me.com/index.php?option=com_content&view=article&id=15&Itemid=31

- Cincodeditos: “Comprende a tu bebé usando signos para bebés”, http://www.cincodeditos.com/baby-signos