Después de que el bebé se coja bien al pecho, producir la suficiente leche es la siguiente gran preocupación de las madres que hacen lactancia materna. No existe una fórmula mágica, pero sí queremos explicarte un par de técnicas que pueden serte de ayuda si necesitas aumentar la cantidad de leche que produces para tu bebé.

 

¿Por qué necesitas más leche?

Nos gustaría comenzar diciéndote, que salvo que exista alguna dificultad médica, todas las madres lactantes, con un buen asesoramiento, pueden dar de mamar a su hijo y producir la leche que éste necesita, ya que el pecho sigue el sistema de “oferta y demanda” y cada vez que se alimenta, el pecho vuelve a fabricar leche en función de esta demanda. Aun así, es posible que en algunos casos puntuales sea necesario un aumento de la producción. Estos casos suelen ser son los siguientes:

  • El bebé ha perdido peso y le cuesta recuperarlo, por lo que requiere una suplementación y la madre decide hacerlo con su propia leche.
  • Si el bebé es prematuro o está hospitalizado durante un periodo de tiempo y los médicos piden a la madre un suministro urgente de leche materna.
  • Si la lactancia se ha visto interrumpida por alguna circunstancia y se quiere reanudar.
  • Si los primeros días y semanas el bebé ha demandado poca leche, y, por lo tanto, la producción no es muy abundante.
  • Si el bebé no tiene un buen agarre, es posible que no esté succionando la leche necesita ni estimulando correctamente el pecho y la producción se resiente.

 

La técnica de la extracción poderosa

Se trata de un método muy eficaz para aumentar la producción de leche en poco tiempo, pero requiere un gran esfuerzo por parte de la madre, así que tener apoyo familiar para llevarlo a cabo es esencial.

La extracción poderosa consiste en la estimulación y extracción de leche materna cada poco tiempo. Estas son sus claves:

  • Extracción cada 45/60 minutos.
  • Cada extracción debe ser de 5 minutos en cada pecho, o 10 si se usa un sacaleches doble.
  • Por la noche se puede hacer un descanso de 4 horas seguidas.

Si llevas a cabo esta técnica, es posible que los primeros días no saques nada de leche, o muy poca, pero no te preocupes, porque de lo que se trata al principio es de estimular. Lo más importante es la frecuencia para conseguir picos de prolactina y aumentar así la producción de leche. Si con el paso de los días observas que la producción va aumentando, puedes ir progresivamente distanciando las extracciones.

 

Masajes en el pecho para favorecer la extracción

Para aprovechar al máximo el gran esfuerzo que requieren las extracciones, puedes complementarlas con estos masajes para vaciar el pecho. Te contamos cómo hacerlos:

  • Masajea suavemente tus pechos antes de la extracción.
  • Si usas un sujetador de extracción te será más cómodo porque tendrás ambas manos libres.
  • Poniendo la mano en forma de C alrededor del pecho, comprímelo desde su base durante unos segundos y suéltalo. Repite este movimiento durante toda la extracción en ambos pechos y hasta que poco a poco vaya cesando el flujo de leche.
  • Masajea de nuevo los pechos suavemente.
  • Manualmente, extrae leche de un de los pechos utilizando las mismas compresiones. Se trata de asegurarte de que los pechos están totalmente vacíos.

 

La alimentación de la madre

Durante el embarazo se recomienda seguir una dieta saludable y tomar los suplementos indicados por el especialista, pero, ¿qué es aconsejable durante la lactancia? En esta nueva etapa la base sigue siendo una alimentación equilibrada, dando especial importancia a las reservas de yodo, que puede aumentarse mediante una alimentación rica en pescado azul y blanco, y tomando los suplementos indicados por el médico.

El agua es fundamental en el periodo de lactancia, ya que es el principal componente de la leche materna y el cuerpo la necesita para satisfacer la demanda del bebé. Para ayudar al organismo de la madre en esta etapa, hay complementos alimenticios que resultan de interés para complementar la alimentación habitual de la madre lactante, es el caso de DONNAplus Matermil, un producto de Laboratorios Ordesa, elaborado a base de ingredientes 100 % de origen natural: extracto de malta de cebada, ß-glucanos de cebada, melisa y orégano.

La lactancia materna es un regalo que las madres dan a sus bebés. A veces los comienzos no son fáciles, pero con un buen asesoramiento y apoyo familiar, se pueden salvar todos los obstáculos hasta conseguir una lactancia exitosa. Si por cualquier circunstancia necesitas aumentar la producción de leche materna, te animamos a que pruebes con las técnicas de las que te hemos hablado. Con las mismas en la mayor parte de casos,  a las 48 horas se consigue notar un aumento significativo en la producción de leche.

 

 

Fuentes: