Habías oído hablar de los cólicos, pero hasta que no has visto el efecto que producen en tu bebé, no te has hecho una verdadera idea de cómo pueden llegar a afectar a toda la familia. En este post de hablamos de un remedio natural que puede ayudarte a reducir las molestias de tu bebé; las almohadillas para cólicos.

Los cólicos del lactante son muy frecuentes durante los primeros meses de vida y afectan a 1 de cada 4 bebés. Sus causas no están claras, pero sí las consecuencias, y son molestias y dolores estomacales en los bebés que les ocasionan periodos de llanto inconsolable que llegan a durar horas, y se producen principalmente hacia el final del día.

 

Madre sosteniendo verticalmente a su bebé que llora por cólicos del lactante

 

Ver al bebé llorar sin saber qué hacer al respecto es duro para la familia, por eso es vital armarse de paciencia para sobrellevar la situación lo mejor posible, ya que mantener la calma y la tranquilidad es clave para que el pequeño no se altere todavía más. Saber que se trata de una situación temporal que pasa hacia los 4 meses de vida, ayuda a aceptarlo y a vivirlo mejor.

Aunque se trata de una patología benigna y muy común, no está de más que informes al pediatra de estos episodios de llanto para que compruebe que no se debe a ninguna otra causa.

 

Almohadillas para aliviar los cólicos

Existen diferentes formas de aliviar los cólicos del lactante, pero hoy queremos hablarte de las almohadillas específicas para esta dolencia.

Se trata de pequeños sacos, cojines rellenos con semillas o granos de origen natural y con propiedades antiinflamatorias. Estos cojines están preparados para que se puedan calentar, ya que el calor seco, aplicado en la zona abdominal del bebé, le proporciona sensación de bienestar, calmándoles, y aliviando las molestias y los dolores que les provocan esos llantos. Algunos de estas almohadillas tienen forma de cinturón para abrazar todo el abdomen del bebé y ejercer sujeción y contenerlos, intentando simular la estrechez del útero materno.

 

Bebé con cólicos llorando mientras su madre le coge la mano

 

Las almohadillas se pueden calentar durante unos segundos en el microondas, pero es recomendable no ponerlo directamente sobre la piel del bebé, y, en cualquier caso, siempre se ha de comprobar antes que la temperatura no sea demasiado alta para evitar quemar su delicada piel. Algunos modelos más desarrollados incorporan un sensor térmico que indica la temperatura correcta.

Otro de los beneficios de estas almohadillas es el suave aroma que desprenden, y que también ayuda a la relajación gracias a la aromaterapia.

Sabemos que esta etapa es dura, pero esperamos que, junto a otras medidas, las almohadillas para aliviar los cólicos puedas ayudar a tu bebé, y en general, a toda la familia, a sobrellevarla mucho mejor.

 

 

Fuentes:

Asociación Española de Pediatría. (2014). Cólicos del lactante. En familia AEP. Recuperado de https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/colicos-lactante

Bravo Ferrón, Susana. Cólicos del lactante. Qué son y cómo aliviarlos. Sus matronas. Recuperado de https://www.susmatronas.com/colicos-del-lactante/

Martínez, María. El cólico del lactante: Qué es y cómo aliviarlo. El saquito de la salud. Recuperado de https://saquitodelasalud.com/colico-del-lactante/