La genética en la alimentación ha sido aplicada de forma empírica por el hombre desde que comenzó la agricultura, a través de la mutación al azar y la hibridación. Lo que ha cambiado es que actualmente mediante técnicas de ingeniería genética se puede modificar el material genético de una especie (el genoma), seleccionando genes de forma individual para transferirlos de un organismo a otro, incluso entre especies.

Los organismos modificados genéticamente (OMG) se definen pues como organismos en los que el material genético se ha modificado mediante técnicas de ingeniería genética o ADN recombinante. Cuando la modificación consiste en la introducción de un gen procedente de otra especie se llaman organismos transgénicos.

Un alimento transgénico es aquél que ha sido elaborado a partir de un OMG o que contiene algún ingrediente en su composición procedente de un OGM.

En la Union Europea se cultivan distintas variedades de maíz, soja y colza transgénicos resistentes a virus y plagas de insectos y con mayor tolerancia a herbicidas, para pienso animal o alimentos de consumo humano.

Un OMG o un producto alimentario derivado de un OMG sólo puede comercializarse en la UE después de haberse autorizado mediante un riguroso modelo de evaluación detallado caso por caso, alimento transgénico por alimento transgénico, sobre riesgos para la salud y el medio ambiente, llevado a cabo por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

Los alimentos transgénicos tienen que ser etiquetados como tales cuando contienen más de un 0,9% de transgénicos y en el listado de ingredientes tiene que mencionarse genéticamente modificado o producido a partir de un ingrediente genéticamente modificado.

En el caso concreto de Laboratorios Ordesa, no se utilizan ingredientes transgénicos para la elaboración de sus alimentos infantiles, hecho que comprueban a través de los certificados analíticos que solicitan a sus proveedores, y mediante controles y análisis rutinarios que realizan en sus instalaciones.

Por esta razón, sus productos aparecen en los listados de alimentos libres de transgénicos de la Guía roja y verde de alimentos transgénicos de Greenpeace.