La alergia al huevo es la alergia más común en los niños y en el 76 % de los casos se manifiesta por primera vez antes de los 5 años. En este artículo queremos darte respuesta a las principales preguntas acerca de esta alergia, también de cómo tratarla.

 

¿Qué es?

Se trata de una reacción adversa cuando se ingiere huevo, o alimentos que lo contienen. También puede darse simplemente por estar en contacto con él.

 

¿Por qué se produce esta reacción?

Se debe a una alteración inmunológica por la que el organismo genera un anticuerpo llamado Inmunoglobulina E que reacciona contra las proteínas del huevo.

Huevos cocidos sobre fondo blanco

 

¿Cuándo se manifiesta?

La alergia al huevo suele confirmarse antes de los 2 años y puede desaparecer en los primeros 6 años. La primera reacción se produce cuando el pequeño ingiere clara de huevo por primera vez, ya que es mucho más reactiva que la yema por contener más cantidad de proteína.

Es posible que algunos niños diagnosticados con esta alergia puedan comer el huevo cocido, pero si lo toman más crudo, aparece la reacción.

 

Síntomas de la alergia del huevo

Las señales que indican que ha habido una reacción a la proteína del huevo se notan inmediatamente después de comerlo, o en la primera hora tras la ingesta. Puedes identificar si tu pequeño tiene alergia al huevo detectando alguno de los siguientes síntomas:

  • Aparición de ronchas o habones en la boca debido al contacto con el huevo. Estas ronchas también pueden extenderse por el cuerpo y la cara.
  • En algunos casos se da también hinchazón en los labios, párpados y orejas.
  • Vómitos y diarrea, especialmente en la hora posterior a la ingesta de huevo.
  • En reacciones de carácter grave, puede afectar a la respiración a causa de rinitis o asma.
  • La anafilaxia sería la reacción más grave y requiere atención médica urgente. También es indicativo de gravedad la presencia de ronquera, dificultad respiratoria, hinchazón en la lengua, palidez, tos repetitiva y piel azulada.

 

Hay niños que notan un solo síntoma aislado, mientras que otros pueden notar varios a la vez. También es posible que para algunos la reacción sea de carácter leve y para otros más grave.

 

¿Qué hago si le ha hecho reacción el huevo?

Si tras comer huevo tu hijo muestra alguno de los síntomas de los que te hemos hablado, debe dejar de ingerirlo y de estar en contacto con huevo, y has de comprobar que no lo contenga como ingrediente nada de lo que pueda comer. Además, debes consultar cuanto antes con tu pediatra para que le realicen las pruebas necesarias y pueda confirmarte el diagnóstico.

 

¿Cómo se diagnostica esta alergia?

Para estar seguros de que se trata de alergia al huevo, es necesario realizar pruebas cutáneas y análisis de sangre con las que se intenta confirmar la presencia de Inmunoglobulina E en el organismo. Si existe alguna duda, es posible que realizar una última prueba en el hospital administrándole huevo de manera progresiva y controlada por los especialistas.

Grupo de niños comiendo en el comedor del colegio

 

¿Desaparece la alergia al huevo? ¿Cuándo?

La mayoría de los niños alérgicos al huevo dejan de serlo alrededor de los 5 años, en concreto un 50 %. En algunos casos se resuelve algo más tarde, entre los 7 y los 9 años.

Sin embargo, hay un pequeño porcentaje de alérgicos que continúan siéndolo de por vida.

Conforme el niño va creciendo, la tolerancia aumenta, pudiendo comer huevo cocido, pero no se puede hablar de que la alergia está totalmente superada hasta que no toma huevo crudo y no le produce ninguna reacción.

 

¿Cómo se puede tratar?

El tratamiento más eficaz para evitar reacciones es no ingerir huevo, o cualquier alimento que lo contenga.

Si se ha producido una ingesta accidental, es importante lavar la zona en contacto y administrar los medicamentos que el pediatra te haya indicado para estas situaciones. Cuando se trate de reacciones graves, debes acudir al centro médico más próximo y/o llamar a urgencias.

En la actualidad existe la terapia de Inducción Oral de Tolerancia para tratar diferentes alergias, también la del huevo. Esta técnica la llevan a cabo especialistas alergólogos y pediatras, y consiste en ir administrando huevo al niño hasta que muestre tolerancia a la cantidad que por edad le es conveniente tomar.

 

Medidas y consejos para controlar la alergia al huevo

La prevención es la mejor forma de controlar y evitar las reacciones a la proteína del huevo. A continuación, te enumeramos algunas medidas que pueden serte de ayuda:

  • Si cocinas huevo en casa para el resto de la familia, asegúrate de que ni tu pequeño, ni su comida, entra en contacto con ninguno de los utensilios que has utilizado. Tampoco con tus manos, que deben estar bien limpias para que no haya restos de huevo.
  • Lee cuidadosamente las etiquetas de ingredientes para comprobar que entre ellos no haya huevo ni ningún derivado. Esto es lo que debes detectar: Albúmina, coagulante, emulsificante, globulina, lecitina o E-322, livetina, lisozima, ovoalbúmina, ovomucina, ovomucoide, ovovitelina, vitelina o E-161b (luteína, pigmento amarillo).
  • No bajes la guardia porque la proteína del huevo puede estar presente en cualquier producto de bollería o pastelería, pan, embutidos, pasta, patés, salsas, fiambres, helados, dulces, sucedáneos de huevo, quesos, flanes, sopas, cereales, e incluso en jabones y otros productos cosméticos.
  • Informa correctamente de la alergia y de todo lo que implica a cualquier persona que pueda estar a cargo de tu hijo. También de cómo actuar en caso de una reacción alérgica grave.
  • No está de más que a través de un brazalete o collar que lleve tu hijo, quede claro el tipo de alergia que tiene, por si tuviera una reacción grave con personas que desconocen que la padece.

 

Todas las alergias alimentarias requieren una atención especial para evitar reacciones, pero la del huevo, al ser un alimento tan común y que se encuentra tan fácilmente en multitud de productos, implica un gran trabajo de concienciación por parte de la familia y del alérgico.

 

 

Fuentes:

Asociación Española de Personas con Alergia a Alimentos y Látex. Alergia a las proteínas del huevo. Recuperado de https://www.aepnaa.org/ver/huevo

Asociación Española de Pediatría. (2015). Alergia al huevo. En Familia AEP. Recuperado de https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/alergia-al-huevo