No hay una única manera de convertirse en madre o padre, sino que hay varias, y la adopción es una de ellas. Si te lo estás planteando, en este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre la adopción en España.

 

Lo que implica adoptar

Tal y como indica la RAE, adoptar significa tomar legalmente como hijo al que no lo es biológicamente. Se trata de incluir en la familia a un niño, que, por diversas circunstancias, no puede criarse con su familia biológica.

Muchas personas optan por convertirse en madres o padres de este modo, ya sea porque han experimentado dificultades para tener hijos biológicos, porque se trata de familias monoparentales o parejas formadas por personas del mismo sexo, o simplemente porque están muy concienciadas con la difícil situación de los pequeños y desean ampliar la familia dándoles un hogar estable y lleno de amor.

Mano de bebé cogiendo el dedo de un adulto.

 

Requisitos para adoptar en España

Se habla mucho de los trámites necesarios para poder adoptar, pero estos no se pueden iniciar si no se cumplen los siguientes requisitos por parte del adoptante:

  • Ser mayor de 25 años en caso de una familia monoparental. En caso de que lo solicite una pareja, basta con que uno de los dos miembros tenga esta edad.
  • Entre el adoptante y el adoptado tiene que haber, como mínimo, una diferencia de edad de 16 años, y como máximo, de 45.
  • Ser catalogado como “apto/a” por la Entidad Pública competente al demostrar reunir las características económicas y psicológicas para adoptar.

 

A continuación, te detallamos otros aspectos que también son considerados:

  • El informe de idoneidad fruto del estudio psicosocial de la familia llevado a cabo por profesionales del Servicio de Protección de Menores con el que se analiza el hogar familiar, el tiempo disponible de los padres, su nivel adquisitivo, su entorno, etc.
  • Cuando los solicitantes son matrimonio o pareja de hecho, se comprueba que hayan estado como mínimo 2 años juntos y que ambos tengan la misma predisposición para convertirse en padres.
  • Se comprueban las aptitudes básicas para criar y educar a un niño.

Aunque se trata de un procedimiento común a todo el territorio nacional, cada Comunidad Autónoma lo gestiona a su forma, por eso es posible que, dependiendo de dónde se solicite, puedan existir algunos condicionantes más.

 

Padre llevando a su hija adoptada de la mano

 

Así funciona el proceso de adopción

Puede que no tengas claros los pormenores, pero seguro que intuyes que adoptar en España no es un camino sencillo de recorrer. Se trata de un procedimiento largo que requiere esfuerzo y todo un ejercicio de paciencia por parte de las familias para mantenerse firmes y motivadas hasta el momento en el que por fin conocen a su hijo.

Estos son los pasos que componen el proceso completo, desde que se solicita, hasta que un Juez constituye la adopción de manera oficial:

  1. La persona, o pareja, solicitante debe dirigirse a la Entidad Pública competente de su Comunidad Autónoma de residencia, que generalmente es el Servicio de Protección de Menores de la ciudad en la que reside, y formalizar el ofrecimiento para la adopción de un menor en España. Con este trámite, se inicia lo que se conoce como expediente de adopción.
  2. Tal y como comentábamos anteriormente, un equipo multidisciplinar del Servicio de Protección de menores realiza el estudio psicosocial de los solicitantes para valorar su capacidad para adoptar y elabora un informe de idoneidad.
  3. Tras esto, se estudia uno a uno los casos de los menores en situación de ser adoptados y se determina qué familia, de todas las que solicitan ser adoptantes, es la más adecuada para el niño.
  4. Antes de que se dé la adopción como tal, el menor debe pasar con la familia un tiempo en acogida. Si todo transcurre con normalidad, la entidad competente plantea la adopción plena
  5. Por último, se remite el expediente con toda la documentación y la propuesta de adopción al Juez competente, quien dictará finalmente una resolución de adopción creándose así entre adoptante/s y adoptado un vínculo de filiación idéntico al de los hijos biológicos, al mismo tiempo que se extinguen, salvo excepciones, los vínculos jurídicos entre el adoptado y su familia biológica. Una vez constituida, la adopción es irrevocable.

Pese a lo tedioso que puede llegar a ser un procedimiento de este tipo, sin duda la adopción es una gran oportunidad para que aquellas personas o parejas que desean ser madres/padres puedan conseguirlo, además de dar a niños sin familia la posibilidad de crecer en un hogar de amor, cariño y respeto.

 

 

Fuentes:

Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Gobierno de España. Etapas de la tramitación de la adopción nacional. Recuperado de https://www.mscbs.gob.es/ssi/familiasInfancia/Infancia/adopciones/adopcionNacional/etapasTramitacion.htm

Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Gobierno de España. Adopción Nacional. Recuperado de https://www.mscbs.gob.es/ssi/familiasInfancia/Infancia/adopciones/adopcionNacional/home.htm

Alberdi, Olatz. (2018). ¿Qué hay que hacer para adoptar en España? La Razón. Familia. Recuperado de https://www.larazon.es/familia/que-hay-que-hacer-para-adoptar-en-espana-BC20221660

Berdugo Manzano, Antonio. (2019). ¿Cómo adoptar un niño en España? Requisitos y trámites. M&BL Abogados. Recuperado de https://www.mbl-abogados.es/blog/adoptar-un-nino-en-espana-requisitos-y-tramites/