Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿A qué edad se dan la vuelta los bebés?

¿A qué edad se dan la vuelta los bebés?

A medida que los músculos del bebé se fortalecen, es capaz de realizar más movimientos, como levantar la parte superior del cuerpo o darse la vuelta. Esto último sucede hacia los 5 meses y, en ese momento, tendrás que tener mucho más cuidado de no dejarle solo ya que puede rodar y caerse.

Cuando los niños nacen son totalmente indefensos y apenas si pueden mover los brazos y las piernas. Pero cada mes que pasa su musculatura coge fuerza y su sistema neurológico madura, lo que le permite ir adquiriendo nuevos movimientos que desembocarán en una autonomía total hacia los 15 meses, cuando puedan andar ellos solos.

En torno a los 4 meses los músculos del tronco y de las extremidades superiores se vuelven mucho más fuertes que los de las extremidades inferiores, lo que le permitirá al bebé levantar el torso estando boca abajo y aguantar unos segundos en esa postura. Así puede empezar a observar el mundo a su alrededor de una manera diferente y ya no tendrá que pasar todo el rato tumbado boca arriba.

Es conveniente que le coloques a jugar a menudo en esa postura para que continúe fortaleciendo sus músculos y, poco después, sea capaz de darse la vuelta. Al principio lo hará un poco inconscientemente, pero pronto se dará cuenta de lo divertido que es y querrá estar todo el rato haciéndolo.

Una vez que coja destreza en darse la vuelta de boca abajo a boca arriba (más fácil, por eso lo hacen antes), logrará hacerlo al revés, es decir, de boca arriba a boca abajo.

Para estimularle y alentarle a darse la vuelta, es conveniente que le coloques tú boca abajo (gírale si se pone nervioso) y que pongas juguetes a su alrededor para que intente moverse para alcanzarlos.

Recuerda que una vez que aprenden a darse la vuelta debes tener mucho más cuidado, no le puedes dejar solo en tu cama o en el cambiador porque, en un segundo, se puede girar varias veces y caerse.

 

 

Fuente:

- Stoppard, Miriam, (2009), El aprendizaje de tu bebé mes a mes. Estimula el desarrollo de tu hijo jugando, Barcelona, Libros Cúpula.

Compartir

Comentarios

Escribe tu respuesta

Sobre
nosotros
Para
tus hijos
Para mujer Para adultos
y mayores
Para
profesionales
Contacto