La respuesta depende de la madurez del niño, del lugar en el que viváis, de lo lejos que esté el colegio de casa, etc. No obstante, lo normal es dejarles que empiecen a ir solos cuando llegan al instituto.

Hace años era normal ver a niños de 8 o 9 años yendo solos al colegio. Sin embargo, en las grandes ciudades al menos, el miedo a que algo malo pueda pasarle al niño con todas las historias trágicas y accidentes que se oyen en la televisión, ha hecho que los padres sean mucho más cuidadosos y sigan acompañando al colegio o instituto a sus hijos con 14 años.

En el término medio están los que deciden que, una vez que su hijo empieza la secundaria, con 12 años, es momento de dejarle ir solo pero… ¿Cómo saber si está preparado?

 

¿Tu hijo es maduro o muy infantil?

Cada niño tiene un carácter y una evolución diferentes. Hay niños de 10 años muy maduros y otros que, con 16 años, todavía son capaces de cometer grandes locuras. Observa a tu hijo cuando vayáis juntos por la calle para ver si respeta las señales de tráfico, mira siempre antes de cruzar, va haciendo el tonto y corriendo, etc. Aunque nos dé más miedo un secuestrador, eso es algo improbable, lo más probable es que tenga un accidente o atropello si no camina con precaución.

 

¿Pueblo o ciudad?

No existen los mismos peligros si vivís en un pequeño pueblo de 1.000 habitantes que si vivís en la capital o una ciudad grande. En los pueblos se da más libertad a los niños, todo el mundo se conoce y hay menos tráfico.

 

¿Dónde queda el colegio?

No es lo mismo si tu casa está a 5 minutos andando del cole, por un camino sin apenas coches y con aceras amplias, que atravesar carreteras y descampados durante 25 minutos.

Si tu hijo ya te pide ir solo al colegio pero no estás convencido del todo, haz que quede con unos cuantos amigos que vivan en el barrio y vayan todos juntos. Así se ayudarán unos a otros.

 

 

Fuente:


- Blog EnFamilia: “Los niños de 6 a 11 años: cómo se desarrollan”, http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/ninos-6-11-desarrollo

- Silvia Álava (2015), Queremos que crezcan felices, Madrid, Ed. Actitud de Comunicación.