Se estima que casi un 20% de los niños de 3 años y el 40% de los de 5 años tienen caries, las cuales se relacionan con dolores dentales, peor descanso durante la noche y mayores dificultades para concentrarse en el cole. Además una bonita sonrisa es el mejor escaparate para el futuro y en ella tienen mucho que ver unos dientes sanos.

Para una buena salud dental, hay que llevar a cabo una serie de cuidados comenzando por la higiene diaria:

- Cepillarse los dientes al menos dos veces al día durante unos 2 minutos aproximadamente con un cepillo de dureza media, que deberemos cambiarlo regularmente.

- En niños entre los 2 y los 6 años una cantidad similar al tamaño de un guisante de dentífrico infantil (con menor contenido en flúor que los dentífricos para adultos) será suficiente, mientras que a partir de los 6 años se podrán utilizar dentífricos de adultos en cantidad de 1-2 cm sobre el cepillo pues el niño ya tiene totalmente madura la capacidad de deglución y sabe expulsar la pasta tras el enjuague, sin tragársela.

- Para que tu hijo aprenda una buena técnica de cepillado, puedes indicarle que siempre ha de hacerlo de la parte roja a la parte blanca, es decir, de la encía al diente.

- Enséñale la importancia de cepillarse los dientes antes de acostarse pues por la noche se reduce el flujo de saliva y hay más riesgo de destrucción de la placa bacteriana.

Además de la higiene diaria, es importante seguir una alimentación saludable. A continuación te damos una serie de consejos relacionados con el mantenimiento de una buena salud dental:

- Seguir una alimentación saludable y variada

- Limitar el consumo de dulces y bebidas azucaradas, especialmente entre comidas. Si se hace, es aconsejable enjuagar la boca con agua para disminuir la concentración de azúcar que haya podido quedar entre los dientes.

- El consumo de zumos de frutas debe ser ocasional y, evitar los néctares debido a la cantidad de azúcar añadido que contienen. Son preferibles las frutas enteras por el valor añadido que produce la masticación sobre la higiene bucal.

- La bebida de elección en las comidas debe ser el agua y entre las mismas, agua o leche.

¡Y no olvides visitar periódicamente al dentista!