Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manipulación de alimentos

Manipulación de alimentos

Durante el embarazo vas a experimentar muchos cambios y es momento de prestar especial atención a tus hábitos de salud. El sistema inmunitario se debilita, esto hace que sea más difícil defenderse de los microorganismos, y la futura mamá es más vulnerable a las enfermedades transmitidas por los alimentos que otras personas de su entorno.

Las enfermedades transmitidas por alimentos aparecen al ingerir o beber microorganismos o contaminantes químicos que pueden encontrarse en algunos alimentos o bebidas. Los síntomas varían pero en general suelen producir dolor de estómago, diarrea, fiebre, dolor de cabeza o en todo el cuerpo.  A veces, es posible que tú te sientes bien, pero sin saberlo puedes transmitir la enfermedad a tu bebé.

¡No te asustes! Ya sabes que la mejor actuación es la prevención. Para tu salud y la de tu bebé, te damos algunos consejos muy fáciles de seguir para manipular de forma segura los alimentos.

  • Lávate bien las manos con agua y jabón antes de empezar a preparar la comida y también después de manipular alimentos crudos como la carne y el pescado.
  • Lava las tablas de cortar, los utensilios y las superficies de trabajo con agua caliente y jabón.
  • No debes consumir leche o derivados lácteos sin pasteurizar.
  • Lava bien frutas, verduras y hortalizas, sobre todo si vas a comerlas en crudo.
  • Descongela totalmente los alimentos congelados antes de cocinarlos.
  • Cocina bien los alimentos, asegúrate que durante la cocción la temperatura llega a un mínimo de 70ºC en toda la masa.
  • Consume pronto los alimentos cocinados, no dejes pasar más de 2 horas a temperatura ambiente.
  • Si te sobra comida, debes conservarla en calor por encima de 60ºC o bien en frio por debajo de 10ºC.
  • Evita el contacto entre alimentos crudos y cocinados, ya sea directo o a través de superficies, cuchillos o tenedores.

Ya ves que son pasos sencillos que debes mantener para siempre, ya que la seguridad alimentaria no solo es importante durante el embarazo, sino que es fundamental para tu salud y la de tu familia durante toda la vida.

Compartir

Comentarios

Escribe tu respuesta

Sobre
nosotros
Para
tus hijos
Para mujer Para adultos
y mayores
Para
profesionales
Contacto