Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una nueva etapa de cuidados

Después de todo este tiempo juntos seguro que sabes qué necesita tu bebé en cada momento. Pero cada etapa abre una puerta a nuevos cuidados y necesidades. Te detallamos las más importantes, y algún que otro truco. Recuerda que cada bebé es un mundo. ¡Nadie mejor que tú para conocer a tu hijo!

Cambios a tener en cuenta

Sueño:

Pasado el sexto mes, lo habitual es que el bebé ya tenga un ritmo de sueño constante, de unas 11 o 12 horas durante la noche. No todos los bebés son iguales, por eso tendrás que respetar el ritmo del tuyo, y es muy frecuente que a esta edad se siga despertando una o más veces.

Higiene:

¿Tu bebé ya tiene algún diente? Entonces empieza a limpiárselo con un cepillo dental mojado sólo en agua. Si tu bebé es un niño, préstale especial atención a la fimosis. Durante el primer año de vida se considera normal, por lo que no debes hacer nada ya que la piel está muy ajustada y podría dañarse si le tocas. Con limpiarle de forma superficial, ¡es más que suficiente!

Juegos:

Tras pasarse los primeros seis meses jugando con su cuerpo, a partir de ahora tu bebé se interesará por los objetos. Colores y formas le atraerán mucho más que antes, cogerá las cosas, las mirará, manipulará... cada día con mayor destreza. Elige juguetes que se adapten a las características físicas y a la edad de tu bebé, que ayuden a potenciar sus sentidos, y fomenten el aprendizaje motor y la capacidad de imitación.

Prevención de accidentes:

Tu bebé gatea, se mueve o incluso empieza a levantarse y... ¡encima es muy curioso! Préstale mucha atención y no lo dejes sin vigilancia, por muy segura que te parezca la estancia.

Evita que coja objetos muy pequeños:

Podría tragárselos o metérselos en la nariz u oídos. Como cada vez tu hijo se moverá más, tendrás que evitar que gatee o camine con objetos en la boca, y despejar la zona de figuritas y otros elementos de decoración. Protege enchufes y asegúrate de que los cables estén en buenas condiciones.

Extrema las precauciones en la cocina:

Si te llevas el bebé contigo a la cocina para controlarlo, no cocines nunca con tu bebé en brazos, usa los fogones más inaccesibles y coloca los mangos de las sartenes hacia dentro. En el baño, pon en alto productos de limpieza y medicamentos, mantén siempre el suelo seco y deja la tapa del inodoro cerrada para evitar accidentes. La norma básica es: nunca dejes a tu hijo sin vigilancia. ¡Mas vale prevenir que curar!

Novedades
Más para tus hijos
No te pierdas nada
Únete a nuestro...
Síguenos en...

Para estar a la última de nuestras novedades, promociones y ¡mucho más!

Para seguir los avances y el día a día del bebé protagonista de el Babygram.

Para aprender muchísimo con nuestro vídeos didácticos.

Sobre
nosotros
Para
tus hijos
Para mujer Para adultos
y mayores
Para
profesionales
Contacto