Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hablándole cariñosamente...

Seguro que te habrás dado cuenta de que tu bebé te entiende mucho más de lo que parece. Aunque todavía no sabe hablar, se comunica contigo a través de su sonrisa, expresiones, sonidos, llanto, miradas y gestos, con una media de 200 diferentes... ¡Pero ha llegado el momento de empezarle a hablar!

Hablándole cariñosamente...

Los bebes reaccionan ante los sonidos: pueden asustarse de ruidos fuertes y relajarse escuchando las voces de su papá y su mamá, sobre todo si le hablas con cariño y dulzura. Aunque todavía no diga nada, tienes que motivarle, susurrarle, contarle cuentos, o cantarle canciones para enseñarle a comunicarse y aprender a compartir y expresar emociones y sentimientos.

Acércate a él, mírale a la carita, y háblale con un tono y una musicalidad agradables. Haz pausas para dejar que emita sus soniditos o balbuceos; significará que te escucha y quiere corresponderte. Aún no te entiende con claridad ni te ve bien, pero con tus palabras y tu sonrisa conseguirás que se sienta cómodo, tranquilo y, sobre todo, feliz.

Errores comunes

  • La comunicación con un bebé puede ser complicada, sobre todo si piensas que tu hijo te entiende. Pero puede que muchas veces reciba un mensaje contrario al que has emitido.
  • Es un error pensar que pronunciando lentamente y sin acabar las frases te entenderá mejor. Enseñarle a hablar mal puede llegar a retrasar su evolución natural de entender y asimilar el lenguaje: primero debe observar y memorizar, para luego imitar lo aprendido.
  • A veces puedes agobiarte porque tu hijo parece no hacerte caso. La mayoría de las veces ¡es que no te presta atención o está entretenido con otra cosa!
  • Tampoco te preocupes en exceso si tu bebé tarda más que otros en empezar a hablar. No es cuestión de inteligencia si no de su ritmo de desarrollo, cada niño tiene el suyo. ¡Muchas veces los que más tardan acaban convirtiéndose en auténticos parlanchines!
  • Es importante hacerle preguntas a tu bebé aunque sepas que no te va a responder. Así le estimulas a que dialogue contigo y en consecuencia, a que empiece a hablar.
Novedades
Más para tus hijos
No te pierdas nada
Únete a nuestro...
Síguenos en...

Para estar a la última de nuestras novedades, promociones y ¡mucho más!

Para seguir los avances y el día a día del bebé protagonista de el Babygram.

Para aprender muchísimo con nuestro vídeos didácticos.

Sobre
nosotros
Para
tus hijos
Para mujer Para adultos
y mayores
Para
profesionales
Contacto